El campo vuelve a la ruta

Con actos en Santa Fe y en Entre Ríos, el Agro se moviliza con Buzzi y De Angeli a la cabeza. Reclaman soluciones inmediatas para los sectores lechero, ganadero y agrícola. "Hay una protesta nacional que se está impulsando", aseguraron
El campo se movilizará esta semana con dos marchas encabezadas por Eduardo Buzzi y Alfredo de Angeli en las ciudades de Firmat y Paraná, respectivamente, en reclamo por soluciones inmediatas para el sector lechero, ganadero y agrícola. Buzzi, presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), señaló que la marcha que encabezará en la ciudad de Firmat el martes, a las 11:00, en "defensa" de la producción nacional y advirtió que si el país sigue así tendrá que "importar leche". "Hay gente dispuesta a quedarse frente a los puertos. Hay una protesta nacional que se está impulsando", dijo en una clara advertencia al Gobierno Nacional sobre el regreso de las medidas de fuerza de los ruralistas. Y agregó que esta marcha será "el inicio" de un reclamo que seguirá con la presencia de productores frente a los puertos y el aumento de dificultad en el acceso de los camiones. El estado de alerta y movilización, lanzado por Buzzi, tendrá así su punto más importante en la semana el miércoles cuando, con la consigna "Por un cambio en la política agropecuaria para enfrentar la crisis y el desempleo", el campo vuelva a las protestas masivas. La FAA ingresó el miércoles en ambas Cámaras del Congreso un proyecto de retenciones agrícolas segmentadas, con una base de 600 toneladas de producción sin gravámenes para la soja. La propuesta es una iniciativa de la FAA que no logró consenso del resto de las entidades que integran la Mesa de Enlace. En tanto, el sector se movilizará a Entre Ríos el miércoles y jueves para reclamar "más producción, más justicia social, más democracia y más federalismo", en medio de un gran descontento por las medidas anunciadas por el Gobierno para el sector días atrás. La manifestación será encabezada por De Angeli y el rabino Sergio Bergman, quienes comenzarán la concentración el mismo martes a las 18:00 en la cabecera del Túnel Subfluvial Paraná-Santa Fe. Continuará el miércoles frente a la Casa Gris, donde se desarrollará una vigilia desde las 11:00. El vicepresidente de la Federación Agraria (FAA) entrerriana, Alfredo Bel, dijo a Noticias Argentinas que con esta movilización del 10 y 11, el campo inicia una nueva etapa de protestas en reclamo de "políticas activas" vinculadas a la producción y al trabajo. La convocatoria fue realizada por la FAA, la Federación de Cooperativas (Fedeco), la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (Farer) y la Sociedad Rural Argentina (SRA), que conforman la Mesa de Enlace provincial. Según el comunicado en el que anunciaron la marcha, "se convoca a todos los sectores sociales a acompañar un reclamo que lo hace el campo en beneficio de todos los argentinos". Bel sostuvo que el pedido central del campo es que el Gobierno Nacionales y "juegue con reglas claras y sustentables en el tiempo", debido a la "fuerte crisis" que atraviesa el campo. Los productores entrerrianos señalaron que "el panorama no puede ser peor", porque mientras los precios internacionales caen por la crisis mundial, el Gobierno "no acierta la distribución de la riqueza para dinamizar el mercado interno". "Además, el consumo interno se desploma junto con el salario que es afectado por la inflación. Entonces, no hay dónde colocar los productos", agregaron. En ese marco, el titular de la Farer, Jorge Chemes, indicó a NA que "la convocatoria del campo para movilizarse incluye a todos los sectores". Adelantó también que "sin solución para el campo, la economía repercutirá negativamente en todos los sectores de la sociedad". Por otra parte, la FAA criticó al Gobierno nacional porque bajó las retenciones al trigo y al maíz "como un maquillaje, pero no para solucionar los problemas del sector". Bel dijo que "se bajó en cinco por ciento las retenciones justo cuando el trigo no se puede exportar, y el maíz prácticamente tiene cerrado el cupo de toneladas para el comercio exterior". Y concluyó: "Esperamos que la ciudadanía no se confunda con estos anuncios (por los del Gobierno), que son mediáticos pero alejados de la realidad".

Comentá la nota