El campo volvió a protestar y retornarían los cortes de ruta

Mario Llambías, titular de CRA, advirtió que en enero volverían las manifestaciones sobre los caminos. De Angeli reiteró que la situación del sector empeoró. Se realizaron 40 actos en todo el país
El campo vivió una jornada de protesta en la que se mezclaron las anuncios de futuros cortes

de ruta, con una reinvindicación de la democracia real y un homenaje al ex presidente Raúl Ricardo Alfonsín.

No menos de cuarenta actos en todo el país convocados por la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa y la Federación Agraria Argentina tuvieron lugar en todo el país.

Los chacareros marcharon sobre casas de gobierno, municipalidades y la intersección de rutas en zonas rurales para protestar. Le correspondió a Mario Llambías, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) poner el dedo en la llaga de los plazos de los cortes de ruta.

"Nosotros lo que vemos es que ante la falta de reacción del gobierno y como dirigentes lo debemos prever quizá a fines de enero, por problemas serios, ya estamos movilizándonos, dependerá de cuál es la situación climática de las zonas", dijo.

En este sentido, Pablo Orsolini, vicepresidente de FAA, coincidió con la posición de CRA. "Si no hay soluciones, los cortes de ruta son una opción casi inevitable", dijo frente al edificio donde convalece el ex presidente Alfonsín.

Momentos antes, Ulises Forte, vicepresidente de FAA, aseguró que la mitad de las "vacas" es decir "las madres" bovinas de la provincia de Río Negro murieron y que de las 4.5 millones de cabezas de Chubut ya perecieron 600 mil.

En cambio, Hugo Biolcati planteó la diferencia central que existe entre los integrantes de la Mesa de Enlace, mientras Llambías lo escuchaba con atención: "los cortes de rutas son una modalidad de confrontación y deben ser evaluados con mucha atención".

"Es necesario solucionar las cosas ya para empezar un 2009 mucho más tranquilo", coincidió Llambías. En este sentido, el rabino Sergio Bergman realizó ante una multitud en la capital de Entre Ríos un fuerte llamamiento a la renovación legislativa para el cambio.

A su turno, el líder ruralista Alfredo De Angeli también marcó su dura posición. "Vamos a hacer sentir nuestro descontento en poco tiempo y lo que decidamos no va a salir de dos o tres dirigentes, sino de la resolución de nuestras asambleas en cada provincia, porque nosotros sí somos democráticos", dijo.

En su discurso de tono vibrante, enmarcado por el trigo que cubría la explanada de la Casa de Gobierno y que arrojaron productores prometió que seguirán velando por el campo y por

nuestras provincias".

"Ya les demostramos que podíamos y vamos a seguir movilizados. No vamos a abandonar la lucha. La lucha tiene que seguir", aseguró.

Eduardo Buzzi, titular de FAA, planeaba reunir unos 10 mil productores en Firmat, polo de la maquinaria agrícola, pero la lluvia le jugó una mala pasada. Por lo tanto, el acto se convirtió en una conferencia de prensa en un lugar cerrado.

El dirigente aseguró que hay "una democracia que tiene deudas con una democracia real". Antes definió que con la vida democrática real "se respira, se piensa y se puede pelear, sin temor a ser perseguidos".

También completó sus conceptos con un llamado al gobierno a "ser socios en las ganancias" y en las "pérdidas pérdidas" como cuando hay "sequías". El reclamo de una nueva política agropecuaria que contemple la tragedia que vive el campo, con cambio climático desfavorable, precios irreales, pérdida de rentabilidad, altas retenciones y caída de los precios internacionales de los commodities de hasta el 52 por ciento.

"El productor vende lo necesario para vivir, pero otros venden todo porque no les queda más remedio", sintetizó Llambías.

En Córdoba, un centenar de vehículos ingresaron al corazón de la capital cordobesa desde la autopista hacia Villa María y Circunvalación, convocados por cinco entidades que integran la Mesa de Enlace provincial.

Comentá la nota