En el campo, unos hablan de tregua y otros de paro

El presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, criticó al ruralista entrerriano Alfredo De Angeli por los incidentes del jueves en el Congreso y pidió "aceptar democráticamente" la decisión del Senado que transformó en ley la prórroga de las retenciones, que permite al Gobierno fijar las retenciones agropecuarias un año más y reclamó una "tregua" al Gobierno nacional.
Mucho más duro fue el presidente de CARBAP, Pedro Apaolaza, quien anticipó que se analizará la posibilidad de lanzar un paro de comercialización, en repudio a la aprobación de la prórroga por un año de las retenciones a las exportaciones del sector. Asimismo Apaolaza dijo que "de este gobierno no esperamos otra cosa, pero de la oposición, queríamos una actitud más comprometida. Pero es lo que tenemos".

De Angeli y Luciano Miguens, ex titular de la Sociedad Rural, fueron citados por la Justicia porteña, imputado por no pedir autorización para el corte de calles durante la protesta del jueves, frente al Congreso, cuando se votaba la prórroga de las retenciones en el Senado.

El líder entrerriano dijo no tener responsabilidad por los excesos de los productores en la protesta del jueves: "Yo hablé con el comisario que estaba a cargo, y luego le hablé a la gente nuestra, pero había otros grupos que no eran de la Federación Agraria y que no entendieron, pero yo hice todo lo posible para que no se cortara totalmente el tránsito", justificó. Y Miguens afirmó que "no tuve nada que ver con la manifestación" y que sólo pasó por ahí.

En cuanto a los reclamos del campo, Buzzi dijo que "tenemos que continuar una cantidad de temas pendientes" de la última reunión con los ministros, el 31 de julio. Sobre las retenciones adelantó que "volveremos a apelar al Gobierno para una tregua que permita ver que si se produce más, las retenciones pueden bajar".

Comentá la nota