"SOS, en Campo no tenemos agua para tomar"

Vecinos de Estanislao del Campo calificaron de "negligente e insensible" la gestión del intendente Roque Zarza y lo culparon de no arbitrar los medios para garantizar la provisión de agua potable para el consumo de los pobladores.
La dramática situación es inexplicable teniendo en cuenta que a la vera de la ruta 81 se encuentra el canal derivador de agua de Laguna Yema. Asimismo denunciaron la existencia de unos treinta puestos ilegales de comercialización de carne.

"Al intendente Zarza no le interesa si acá nos morimos de sed porque no hace nada para solucionar la dramática situación que estamos padeciendo. Hace mucho tiempo que la planta potabilizadora tiene problemas para la provisión de agua, pero en esta última semana la situación se volvió insostenible. No tenemos agua para tomar, ni pagando al camión cisterna. Realmente estamos desesperados", coincidieron numerosos llamados a este Matutino.

"Esta es una situación que pone de manifiesto la negligencia y la inoperancia de Zarza para estar al frente de la municipalidad y para dar solución a un problema de vieja data. No entendemos como vamos a estar padeciendo la falta de agua como si estuviéramos en el desierto del Sahara, cuando al costado de la ruta 81 pasa el canal derivador de agua de Laguna Yema. Ese canal se hizo precisamente para evitar este tipo de situaciones en los pueblos del interior", reclamaron indignados.

"Su actitud como intendente debería centrarse en arbitrar los medios para que desde ese canal se provea de agua a la planta potabilizadora del pueblo. El problema tiene solución, pero su incapacidad y desinterés no le permiten aceptar que los pobladores no tenemos porqué estar padeciendo el drama de no tener agua ni siquiera para tomar. A veces tenemos que pagar a un camión particular para que nos lleve agua, pero ahora ni siquiera pagando conseguimos agua", describieron los llamados.

Todos los misiles apuntaron directamente a la gestión de Roque Zarza y al desinterés del intendente por generar soluciones para garantizar condiciones de vida digna en los pobladores de Estanislao del Campo.

"En el pueblo existen unas treinta carnicerías que no están habilitadas y venden sus productos a los consumidores. Ese ganado no se faena en el matadero, sino en los campos de los alrededores. Esa falta de control por parte de la municipalidad genera dos problemas gravísimos. Uno de ellos es la falta de condiciones de higiene y el otro es que al no haber control se promueve el abigeato. Los pobladores exigimos que este tipo de irregularidades terminen en el pueblo", finalizaron.

Comentá la nota