Al campo sólo le falta fijar fecha para volver a las rutas

La Comisión de Enlace Rural difundió una carta al país de cara a la crisis recesiva. No descartan volver a los cortes de ruta en enero de 2009.

La falta de rentabilidad del agro nacional tendrá su punto de inflexión cuando los productores levanten la cosecha entre febrero y marzo de 2009, fechas que ya se barajan para que la gente del campo retome acciones gremiales para reclamar políticas estructurales para el sector.

La idea quedó flotando hoy cuando los integrantes de la Mesa de Enlace Rural presentaron una Carta a los Argentinos, frente a la crisis recesiva mundial que "se profundiza" y requiere de "gestos de grandeza" para enfrentarla, destacaron.

Aunque los presidentes de las cuatro entidades del campo, juntos y en rueda de prensa (luego de diversos anuncios efectuados en los últimos días en forma individual), no lo dijeron abiertamente en público, por separado no vacilaron de mostrar la crudeza de los números adversos para el campo, así como la "fuerte efervescencia" que existe entre los hombres del campo.

Para Ulises forte, vicepresidente de la FAA, tanto la "desazón como la incertidumbre crecen aceleradamente" en el país, por lo cual remarcó que "hasta acá llegamos, unidos, en la Mesa de Enlace y juntos decidiremos".

" No hay fecha aún, pero el fixture está abierto desde el 2 de enero para volver a reclamar con la metodología que se establezca", dijo a DyN el combativo dirigente agrarista, con quien se alineó el no menos polémico Silvio Corti: "estamos bajando una línea componedora con las autoridades, para abrir canales de diálogo y enfrentar la crisis...pero no depende de nosotros lograrlo", dijo a esta agencia.

Más contundente respecto del desembarco del campo en nuevas acciones gremiales, el titular de la Rural, Hugo Luis Biolcati, sostuvo que "a la protesta la tenemos encima, por el descontento que advertimos en la gente y la fuerte presión que ejercen", puntualizó en diálogo con DyN.

Aclaró, no obstante, que la "verdadera crudeza" de los números del quebranto, los chacareros la verán cuando levanten y comercialicen la cosecha, "momento en el que entenderán que lo que cobren no alcanza para encarar la nueva campaña", refiriendo a ese instante como el "punto de inflexión" que llevará a los chacareros a "comenzar a concientizar a la población" respecto de la amenaza de "desaparición" que pesa sobre las actividades rurales.

"Los productores saben ahora que pierden plata pero todavía no terminaron de bajar la cosecha. Cuando vean que los números no cierran, la situación decidirá", en abierta alusión al malestar sectorial donde, agregó, la baja de retenciones "es escasa, extemporánea y tardía. Como medida aislada no cambia nada en el campo", aseguró a DyN.

Para el presidente de Coninagro, Carlos Garetto, el malestar en el campo "es creciente e irá en aumento", por lo cual exhortó a las autoridades nacionales a "crear espacios de diálogo para debatir todos los temas que nos alejan y fermentan el malhumor ruralista".

"Hoy, el productor no alcanza a cubrir los costos de producción en ningún cultivo ni otra actividad. Está golpeado por la sequía, la caída de los precios y la crisis recesiva mundial", afirmó el cooperativista en diálogo con esta agencia.

En su opinión, "aún no están dadas las condiciones" para desembarcar de inmediato en acciones gremiales del campo, pero puso de relieve que los productores son conscientes de que "hay que reinstalar la problemática" sectorial en la población, así como que "ya se están haciendo cosas, como asambleas, marchas y concentraciones" que apuntan haca ese objetivo.

Mario Llambías, como titular de CRA, remarcó que la falta de políticas estructurales "llevará a los productores a las rutas, inevitablemente" y arriesgó que ese momento "está latente", no descartó que "enero los encuentre en las rutas" y ratificó que "febrero y marzo serán meses muy complicados y decisivos" para el agro.

Comentá la nota