El campo le solicitó al gobierno provincial que se declare la emergencia agropecuaria

Se debe a la crecida del río Paraná. También se pidió una reunión con el secretario de la Producción, Roberto Schunk. Llegaron balsas del Ejército para la evacuación de ganado.
El dirigente de la Federación Agraria Argentina, Alfredo Bel, confirmó que las entidades rurales solicitaron al gobierno que declare la emergencia por la crecida del río Paraná.

Bel sostuvo que el pedido se debe "sobre todo por la situación del traslado y venta forzosa de la hacienda que genera inconvenientes impositivos y ganancias ficticias que complican la situación fiscal de los productores".

El dirigente de la FAA ,explicó la necesidad de implementar acciones "coordinadas a nivel de todos los departamentos" frente a la crecida.

"Todavía tenemos algún tiempo porque se están tomando las precauciones y creo que se ha hecho en forma más organizada y con mayor tiempo", reconoció el dirigente a la agencia APF.

Igualmente, "estamos pidiendo una reunión al secretario de la Producción para crear un ámbito de trabajo coordinado", confió.

Bel se refirió también a la reunión mantenida ayer entre la Federación Agraria y el ministro de Agricultura, Julián Domínguez. "Fue una reunión para tratar un tema muy puntual como es la emergencia agropecuaria, debido a que hay una ley nueva que no está reglamentada", explicó.

Dijo además que "una vez que se reglamente –según el anuncio del gobierno sería en los próximos días– y si efectivamente están los 500 millones de pesos, servirá para atender las situaciones extremas de sequía que se vive en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, donde hay productores que no solamente no tienen agua para los animales, sino para ellos".

En este contexto, "Entre Ríos se encuentra un poco mejor, a pesar a que estamos con esta situación de riesgo y de compromiso por el tema de la inundación del río Paraná", contó. No obstante, respecto de la sequía, la provincia "tiene pendiente la homologación de la prórroga de la emergencia", recordó.

Llegaron balsas del Ejército

Las embarcaciones que fueron gestionadas por el gobierno provincial para poner a disposición del traslado de ganado de las islas, ante la anunciada creciente del río Paraná, arribaron a la costa entrerriana.

Tienen una capacidad de carga de 450 animales cada una y operarán en Diamante y Puerto Ruiz (Gualeguay).

"La infraestructura puesta a disposición de la evacuación está integrada por corrales móviles, mangas y cargaderos que ya se encuentran operando, aun antes de que la onda de creciente del río Paraná esté ingresando en el territorio entrerriano", afirmó el director de Ganadería, Edgardo Churruarín.

El funcionario aludió al último informe del Instituto Nacional del Agua (INA), que indica que el embalse de Itaipú, último reservorio del sistema, continúa con el nivel alto, aunque descendió levemente respecto de la semana anterior.

Observó Churruarín que eso motivó la merma en la tarea de retiro de animales por parte de particulares, con excepción del Delta, "donde el retiro de ganado se viene realizando en forma ordenada y de gran magnitud".

El director de Ganadería agregó que "la recomendación es recordar que, aunque se haya registrado una baja leve, los niveles siguen siendo sostenidamente altos para esta época del año y, como indica el INA, existe la posibilidad de nuevos registros significativos de lluvias, lo que podría generar un nuevo repunte en la descarga de Itaipú". En otras palabras, el funcionario pidió a los productores no desatender las advertencias técnicas de fuertes crecidas.

Comentá la nota