El campo resistirá movilizado hasta encontrar soluciones

Por un diálogo sincero, la urgente declaración de la emergencia agropecuaria con una asistencia económica y el pedido al gobernador Capitanich que asuma una actitud en defensa de los reclamos de los productores de su provincia ante el gobierno nacional, el campo chaqueño llegó hasta Resistencia para hacer oír su reclamo.
Unos 100 automóviles, entre camionetas y autos, más dos colectivos, partieron desde distintos puntos de la provincia, para sumar un total de 180 aproximadamente los que llegaron hasta Casa de Gobierno, producto de los casi 80 vehículos que se agregaron en esta capital provincial.

Los productores movilizados en la Marcha por la dignidad del interior y reivindicación del Productor Chaqueño, arribaron cerca del mediodía a esta ciudad, concentrándose primero en la rotonda de rutas nacional 11 y 16, para luego dirigirse a la plaza 25 de Mayo. En la ciudad, el camionetazo se tradujo en unas seis cuadras de largo, según aseguraron a NORTE fuentes policiales. Encabezados por los representantes de la Mesa de Enlace nacional, Eduardo Buzzi y Pablo Orsolini, tras dos horas de acto presentaron un petitorio al gobierno provincial; sumándose así a otras cinco provincias que manifestaron el malestar existente del sector ante las medidas impuestas por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Encendidos y críticos discursos contra la política nacional y su correlato en el Chaco se escucharon durante casi las dos horas de un improvisado acto. En las esquinas de Marcelo T. de Alvear y Mitre confluyeron asociaciones, entidades, movimientos sociales y productores de distintos puntos de la provincia, del Norte santafesino, Misiones y Corrientes. "Este 8 de septiembre, Día del Agricultor, quisimos estar aquí para transformar a Resistencia en la capital nacional del reclamo agropecuario", aseguró cerca de las 11,45, Pablo Orsolini, convertido sin querer en una especie de maestro de ceremonias. Así, el vicepresidente primero de Federación Agraria Argentina (FAA), pidió a los organizaciones sociales se sumen a la lucha.

Reiteradamente, cada uno de los oradores agradeció el accionar de la Policía del Chaco y del ministro de Gobierno, Juan Manuel Pedrini, quienes garantizaron la seguridad de los manifestantes en rutas provinciales, generando que la protesta se realice en forma pacífica durante el tiempo que duró. En Sáenz Peña, los manifestantes alcanzaron unas 400 personas, mientras que en Resistencia se agregaron unos 500 más. "Venimos a reafirmar un compromiso y no a traer solidaridad. No estamos de acuerdo con que esto siga pasando y lo aceptemos como algo normal", dijo a su turno el presidente de FAA, Eduardo Buzzi.

Resistencia entre todos

Metafóricamente, usó el nombre de la ciudad para exponer sus ideas: "Resistencia entre todos al avasallamiento, a que nos intenten poner de rodillas o fracturar. En el país, hoy (por ayer) es el día por la memoria y la esperanza en que si se resiste y se lucha esto puede cambiar", aseguró. En este sentido, recordó que "desde este petitorio se está planteando una oportunidad para el campo. No queremos perder nuestra forma de vivir, aferrados a nuestra tierra", destacó.

Finalmente, reconoció que el campo está en un "proceso de lucha permanente", convocando al gobierno nacional a encontrar las soluciones: "Vamos a seguir movilizados mientras sea necesario, hasta que este país camine. Aquellos que luchan toda la vida son imprescindibles. Seamos imprescindibles y luchemos toda la vida", concluyó.

Advertencia chacarera

Fue Alfredo Narduzzi, titular de Chafor, quien lanzó la advertencia ante NORTE: "El enfrentamiento social es el próximo capítulo de esta historia", indicó. Antes, había dicho que el futuro dependerá de "lo que haga el gobierno".

"Acá va a haber una jugada impredecible por parte del gobierno nacional. Tengo algunas sospechas por dónde va a jugar, pero va a cambiar su forma de hacer política y de gobernar, pero no para bien", agregó. El dirigente agropecuario villangelense recordó que "lo que nos une es que no nos gusta la forma de gobernar y la prepotencia para gobernar. Y el concepto que son dueños absolutos de la verdad. Son mesiánicos, creen que tienen una revelación divina y que los únicos que pueden pensar son ellos porque los iluminó algún Dios". "Nosotros pecamos a veces de individualistas y a veces de anarquistas, pero este otro extremo es una locura", reconoció finalmente.

En el lugar, se hicieron presentes algunos intendentes y varios legisladores de la Alianza Frente de Todos, tanto nacionales como provinciales. Así, se observó a Carlos Urlich, Alicia Mastandrea, Roy Nikisch, Eduardo Siri, Hugo Matkovich, Irene Dumrauf, Oscar Dudik, Miguel Melar, Livio Gutiérrez, Miguel Tejedor y Aída Ayala, entre otros.

"No somos enemigos de nadie"

"Nuestra intención fue venir a Casa de Gobierno para decirles a quienes la habitan transitoriamente que no somos enemigos de la Patria ni de nadie", reconoció el dirigente de UCAL, Carlos Álvarez. El charatense pidió políticas claras para "seguir trabajando y mitigar el hambre". Así, se puso a disposición del gobernador para "ayudarlo a torcer la tozudez del gobierno nacional". "Venimos a ponernos a disposición del gobernador de la provincia para ayudarlo a resolver los problemas del Chaco", insistió.

A su turno, Carlos Vera (Sociedad Rural Argentina), describió la difícil situación que vive el campo. "La actividad agropecuaria está en banca rota. El 30 por ciento vamos a desaparecer", aseguró. Por eso, pidió a Capitanich diálogo "para encontrar verdaderas respuestas para los pequeños y medianos productores". "Si no nos sentamos a hablar, de 27 mil productores chaqueños sólo va a quedar la mitad", concluyó.

Pasadas las 14, los integrantes de la Mesa de Enlace provincial y los representantes de la nacional, se dirigieron a Casa de Gobierno para entregar el petitorio. Tras el permiso policial de acceder, la comitiva se reunió con el ministro de Economía, Eduardo Aguilar a quien le entregaron el reclamo chacarero traducido en un escrito. Así, Resistencia fue el escenario central de esta nueva protesta agropecuaria.

Comentá la nota