El campo quiere sumar a la ciudad al acto del Rosedal

Los dirigentes rurales buscan quitarle el tono sectorial a la convocatoria de mañana
Con numerosos afiches callejeros ubicados en varios barrios de la Capital, publicidad radial y profusas cadenas de e-mails, el campo busca afanosamente atraer a la ciudadanía porteña al acto que organizará mañana, en el Rosedal, para apoyar la asunción del nuevo Congreso.

Con la asistencia ya confirmada de miles de productores de todo el país, ahora los ruralistas están abocados a captar a la clase media capitalina para su movilización, para reforzar la idea de que la convocatoria de mañana no es para hacer un reclamo sectorial.

"Nos gustaría ver a la gente de la ciudad y el campo unidas, con banderas argentinas, y pensando en positivo. Pensando en construir un país con más república, y en un país en que se solucionen todos los problemas que nos están alterando la vida, como la pobreza, la inseguridad y la falta de trabajo", explicó el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías. "Este acto es para todos los argentinos", enfatizó el dirigente.

"Esta convocatoria no busca la reivindicación de un sector, sino de una sociedad de hecho y de derecho, donde los argentinos refundemos una república representativa y federal", dijo el rabino Sergio Bergman, que junto al sacerdote católico Guilermo Marcó dará una bendición ecuménica especial en el escenario del Rosedal.

"La convocatoria es abierta a todos los sectores. Si bien la Mesa de Enlace tomó la iniciativa, si hay algo que aprendimos en este tiempo es que no hay lugar para reivindicaciones por sectores. Nosotros intentamos sin banderas partidarias convocar al ciudadano que tiene que dejar de ser un habitante que duerme la siesta. En la época de las cacerolas gritamos y pedimos muchas cosas que hoy no estamos cumpliendo", agregó Bergman.

Por su parte, el presidente de la Rural, Hugo Luis Biolcati, destacó que el acto no tiene un espíritu opositor, sino el propósito de celebrar la democracia y la llegada de un nuevo Congreso. "La filosofía del acto es que sea un encuentro pacífico y no confrontativo. Por eso buscamos un lugar alejado, para que no sea agresivo hacia los que no quieren compartir nuestro festejo", explicó Biolcati.

Un camino

El presidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, destacó que la convocatoria del jueves no es la continuación de los actos multitudinarios de 2008 en Rosario y el Rosedal. "Esto no tiene que ser visto como la segunda parte del 2008, sino el anticipo de lo que va a ser 2010, un punto de partida de un nuevo país, que construya consenso y que debata en el Congreso los temas que hay que resolver", enfatizó Buzzi.

"El 10 de diciembre tiene que ser el comienzo de un camino en el que solucionemos el deterioro de las instituciones provocado por el kirchnerismo, recuperemos el debate y resolvamos los problemas que venimos arrastrando de los últimos años", agregó el presidente de la Federación Agraria, y aclaró: "Estamos en un contexto completamente diferente al de los actos que hicimos en 2008".

"Queremos que estos dos años que se vienen sean de esperanza, de tratar de tener un país normal y no una lenta agonía en espera de que los Kirchner se vayan", finalizó Buzzi.

De acuerdo con el vicepresidente de la Federación Agraria Argentina, Omar Barchetta, la convocatoria de productores agropecuarios del interior es más amplia que la esperada. "No preveíamos tanta respuesta. Nosotros pensábamos en una asistencia de 15.000 o 20.000 personas y ya superamos largamente ese número de asistentes confirmados", indicó.

"Ojalá que esta movida, junto a la llegada del nuevo Congreso, ayude al Gobierno a darse cuenta que es hora de cambiar de rumbo. Sabemos que no va a ser fácil con los Kirchner, pero también sabemos que están en una situación de debilidad política. No queremos destituir, sí un cambio de rumbo que derive en un país distinto", finalizó Barchetta.

Cómo será

* Acto pacífico. Para el presidente de la Rural, Hugo Luis Biolcati, el acto no busca ser un acto de oposición al Gobierno, sino que va a ser un encuentro pacífico.

* Convocatoria. Los ruralistas insistieron en que la convocatoria de mañana no es exclusiva a los productores, sino a toda la ciudadanía. "Están invitados todos", dijo el presidente de CRA, Mario Llambías.

* Nueva etapa. De acuerdo con Eduardo Buzzi, presidente de Federación Agraria, el acto marca el inicio de una nueva etapa. "No queremos que los años que vienen sean la agónica despedida de los Kirchner. Empecemos a hacer un país normal ya", dijo.

Comentá la nota