El campo piensa en asambleas para reclamar

Preocupa la proximidad de la siembra. Los tamberos advierten que deberán recurrir a la soja para subsistir.
Apremiado por la próxima siembra de trigo que se viene, el campo quiere redefinir su estrategia a la hora de reclamar. Es que la "tregua" de 30 días que pidió el flamante ministro de Agricultura, el chacabuquense Julián Domínguez, parece una eternidad en el tiempo de los cultivos.

La propuesta, por ahora, es definir una asamblea de productores en territorio bonaerense antes del fin de esta semana. El objetivo es juntar a cientos de ruralistas antes de que finalice octubre.

Es que las especulaciones están a flor de piel. Concretamente, muchos ya especulan con que el Gobierno en realidad quiere fomentar el cultivo de soja: ante la falta de perspectivas, muchos productores ya piensan en el "yuyito" –como lo denostaba la Presidenta– para asegurar el rendimiento.

Y eso, insisten quienes ya nada le creen al Gobierno, significa más recaudación por el nivel de retenciones y el valor internacional de la soja. Si eso sucede, se acentuará la concentración de la siembra y el gran perdedor será el trigo.

La urgencia a la hora de buscar respuestas viene, explican los dirigentes del agro, por ese lado. Para que algún auxilio real aparezca, dicen que, por experiencias pasadas, la única forma es la protesta o el reclamo firme.

"Cuesta creer en la tregua y no sabemos hasta dónde aguantarán las bases. Muchos no pueden dejar de pensar que lo que buscan es deteriorar mediante la espera. Mientras tanto, nosotros estamos cada vez peor", dijo Néstor Traverso, dirigente de Productores Autoconvocados de Junín.

"Estamos preocupados porque cada semana hay un rumor nuevo. El último es que quieren subir las retenciones. Por momentos uno no puede pensar otra cosa que el kirchnerismo viene por todo", expresó.

Preocupa la lechería

Además de la preocupación por la agricultura, en el campo pusieron al tope de la agenda uno de los sectores más afectados por la política agropecuaria del Gobierno nacional: la lechería.

Durante un debate reciente sobre la actividad láctea en Navarro, capital bonaerense del tambo, se denunció lo que todos en el campo ya saben: cada vez son más los que se dedican a otra cosa.

En el encuentro realizado la última semana, donde estuvieron representados los sectores de la producción y de la industria lechera, también fue evaluada la posibilidad de que el Congreso impulse otra vez el derogado precio de corte para la leche en polvo. A la lechería le preocupa el impulso restrictivo que el diputado nacional oficialista Alberto Cantero quiere darle a una suma de proyectos para ordenar la actividad que fueron condensados en un solo proyecto de ley en la Comisión de Agricultura de la Cámara Baja. Guillermo Giannasi, tambero de El Triunfo, y presidente del Consejo bonaerense de la Federación Agraria indicó la gravedad de la situación: "En Lincoln había 200 productores tamberos 20 años atrás y ahora quedan sólo siete. Cómo se explica que Guillermo Moreno esté en su cargo con todo el daño que ha hecho".

Comentá la nota