El campo pidió de nuevo "medidas urgentes" a la Presidente

La Comisión de Enlace envió un petitorio a la presidenta Cristina Kirchner solicitando medidas urgentes para resolver la crisis del campo, pero advirtió que si no obtiene una respuesta oficial en dos semanas declarará un cese de comercialización sin cortes de ruta en todo el país.
La determinación fue adoptada durante una reunión que tuvo lugar en la sede porteña de la Federación Agraria Argentina (FAA) y se produjo en un "momento de especial gravedad" a raíz de la sequía que afecta a buena parte del país, dijo Eduardo Buzzi, titular de la entidad anfitriona.

Entre las "medidas urgentes", la Mesa de Enlace solicitó a la Presidenta la "suspensión o eliminación de retenciones al agro".

Fuentes vinculadas a las entidades agrarias agregaron que el plazo que se dieron para aguardar una respuesta presidencial es de "dos semanas", aproximadamente hasta el 8 de febrero.

"Las bases, en algunos casos desesperadas, quieren comenzar las protestas el próximo lunes", dijo Buzzi, al tiempo que Carlos Garetto, presidente de Coninagro, advirtió que "se hace muy difícil contenerlas".

En Córdoba y en otras provincias habrá "rebelión fiscal" porque el productor "elige darle de comer a su familia antes que pagar los impuestos", advirtieron los dirigentes durante una conferencia de prensa.

Entre los interlocutores válidos del Gobierno la Mesa de Enlace excluyó a Carlos Cheppi, secretario de Agricultura de la Nación, porque "nunca el diálogo fue fructífero" con ese funcionario.

En cambio, los dirigentes consideraron que la ministra de la Producción, Débora Giorgi, y el jefe de Gabinete, Sergio Massa, podrían estar en una mesa de negociaciones.

"Nos hemos hecho eco de múltiples pedidos de asambleas, pero no contemplamos el corte de ruta. De todos modos, hay mucha angustia y bronca", dijo Buzzi, quien abrió la conferencia de Prensa.

La Mesa de Enlace ingresó en "estado de alerta y observación" a la espera de la respuesta presidencial a la carta, la segunda que le envía a Cristina desde el 20 de noviembre pasado.

Los dirigentes agrarios no tienen demasiadas expectativas, pero las entidades quieren evitar "la confrontación", como explicó Mario Llambías, de CRA.

Durante la rueda de prensa consideraron "irrisoria" la suma de "200 millones de pesos de ayuda oficial, cuando las pérdidas son de "miles de millones de pesos que no van a estar en la economía real".

Los ruralistas, entre los que también se encontraban Pedro Apaolaza de Carbap y Arturo Llavallol de la Sociedad Rural Argentina, apelaron a un gesto de "grandeza" por parte del Gobierno.

Las entidades que representan al sector agropecuario se reunieron esta tarde por segunda vez en lo que va de 2009 y evaluaron los pasos a seguir en medio de una de las sequías más extremas de los últimos 70 años.

Si bien en un principio había trascendido que iban a anunciar un paro, los titulares de la Sociedad Rural, Federación Agraria, Coninagro y Confederaciones Rurales-Carbap decidieron enviar en principio el petitorio.

Comentá la nota