El campo pidió que se declare "estado de desastre agropecuario nacional"

El campo pidió que se declare
La mesa de Enlace también solicitó eliminar las retenciones. Comienza a delinear la estrategia electoral.
Con el malestar creciente de los productores agropecuarios del interior del país y las amenazas constantes de cortes de ruta de los autoconvocados seguidores de Alfredo De Angeli, las entidades de la Mesa de Enlace concretaron su primera reunión formal del 2009, en la que concluyeron que el Gobierno declare "el estado de Desastre agropecuario a nivel nacional" y elimine las retenciones, entre otros puntos.

El encuentro se llevó a cabo en la sede de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), en San Telmo, y tuvo como objetivo mostrar una postura unánime frente al reclamo de los productores independientes y también iniciar el camino que los conducirá a las elecciones parlamentarias de octubre.

“Nosotros fomentamos que nuestra gente entre en las listas, para que sea candidata. En todas las regiones y de acuerdo a la afinidad política de cada uno. Sería necesario que se postulen”, afirmó el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Biolcati, antes de ingresar a la reunión.

“Entre los temas que vamos a tratar está la convulsión general que hay en el interior. El parate que hay en todas las actividades”, agregó el dirigente rural.

Respecto a los reclamos hacia el Gobierno nacional, la Mesa de Enlace le pidió que "comprenda que no escuchar al sector y sumirlo, por venganza, en una de sus peores crisis, significa condenar también a todo el país, abortando sus posibilidades de desarrollo y empobreciendo a millones de argentinos".

Al finalizar el encuentro leyeron sus reclamos hacia las autoridades:

· Declarar el estado de Desastre agropecuario a nivel nacional por sequía y otras inclemencias climáticas en todas las provincias afectadas.

· Suspensión de los juicios y remates.

· Creación de fondo especial para el pago de las contribuciones patronales en las zonas afectadas.

· Eliminación de la Resolución que prohíbe la faena de animales livianos.

· Apertura de las exportaciones y normalización de los mercados de cereales, oleaginosas, leche y carne.

· Liberación y normalización de los mercados interno y externo de los productos lácteos.

· Ante la magnitud de la crisis, suprimir los derechos de exportación de los productos agropecuarios.

Comentá la nota