El campo le pide al Gobierno una tregua para salir del ahogo financiero

Los ruralistas aguardan un nuevo llamado del Ejecutivo. Hoy habrá asambleas en las rutas para seguir la votación en el Senado, que prorrogaría por un año el nivel de retenciones
A horas de que el kirchnerismo intente sancionar en el Senado la prórroga de las facultades delegadas, entre ellas la capacidad de fijar las retenciones a las exportaciones, el sector agropecuario abogó por "terminar con las confrontaciones" y exhortó al Gobierno a "conducir hacia una tregua" con el sector rural.

El reclamo fue hecho público por el presidente de Federación Agraria (FAA), Eduardo Buzzi, quien además confirmó que comenzaron ayer en distintos puntos del interior vigilias, asambleas y reparto de panfletos al costado de las principales rutas, para demostrar el malestar sectorial y el rechazo a la extensión de las facultades delegadas.

Se espera que esta tarde en la Cámara alta, el oficialismo logre reunir el quórum necesario para discutir las facultades delegadas, los superpoderes y el nuevo sistema de emergencia agropecuaria. Si bien la bancada kirchnerista confía en lograr con tranquilidad el quórum y los votos necesarios para convertir en ley a la iniciativa, la oposición advirtió que no facilitará el número de legisladores para comenzar a discutir y que recién bajaría al recinto cuando el bloque oficial haya logrado arrancar con tropa propia el debate.

Ayer varios ruralistas, encabezado por el entrerriano Alfredo De Ángeli, continuaron desfilando por las oficinas del Parlamento para explicar a los senadores los motivos de su rechazo a las facultades delegadas. Mientras, en pueblos del interior bonaerense, pampeano, santafesino y cordobés productores autoconvocados y enrolados en distintas entidades intermedias realizaron asambleas, movilizaciones a las plazas de cada distrito y hoy realizarán una vigilia a la espera de la votación en el Senado. En tanto, unos 200 ruralistas entrerrianos se apostarán desde el mediodía frente al Congreso, para compartir una "mateada" en contra de las facultades delegadas.

Por su parte, los presidentes de las cuatro entidades rurales mantenían anoche un encuentro reservado para delinear la estrategia posterior al Senado. Si bien en principio se advirtió de que podían volver las manifestaciones e incluso no se descartaron cortes de ruta como último recurso, los líderes agropecuarios buscarán nuevas maneras de acercamiento al Ejecutivo y, a la vez, cómo mantener vivos sus reclamos a nivel parlamentario.

En ese contexto, Buzzi razonó ayer que el Gobierno "debería conducir a una tregua" con el sector agropecuario. "Es lo más sensato, ya que no nos gusta estar en la confrontación", enfatizó. Abundó que el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, debería llamar nuevamente a las entidades, a fin de encarar "un diálogo no solo para la foto".

Desde el Congreso de Uso y Tenencia de la Tierra, que FAA cerrará hoy en el Hotel Bauen, Buzzi insistió en que las retenciones a las exportaciones agropecuarias son parte central de la problemática rural, pero recalcó la necesidad de discutir y solucionar "cuestiones que hoy traban la siembra".

Al respecto, los dirigentes rurales enviaron la semana pasada una carta a Aníbal Fernández para recordarle que los problemas del campo seguían sin resolverse y que se necesitaba con urgencia acordar mecanismos para garantizar el financiamiento de los productores, sin espaldas económicas para el arranque de la campaña gruesa.

Mientras, la Secretaría de Agricultura anunció ayer un convenio con el Banco Nación por el cual las pymes agropecuarias podrán refinanciar pasivos en hasta 12 años con una tasa nominal anual de 8,7%.

Comentá la nota