El campo paga también impuestos a la Municipalidad

La ordenanza que amplió el espacio urbano de Villa María pasó casi desapercibida pero hoy, los propietarios de los campos ubicados en cercanías a la ciudad, están viviendo las consecuencias
Desde enero de este año comenzaron a llegar los cedulones por Tasa a la Propiedad a los vecinos que tienen campos cercanos a Villa María.

Los montos que deben pagar son significativamente superiores a lo que abonan por el Inmobiliario Rural. En la edición de ayer de La Voz del Interior dan un ejemplo del propietario de 57 hectáreas que por todo 2008 le pagó a la provincia $700 y la Municipalidad le mandó el cedulón por $1.030 por bimestre para 2009, es decir, que por todo el año abonará $6.180.

Según el informe, la polémica se inicia hace un año, cuando el Concejo Deliberante aprobó la ampliación del ejido urbano a 8.500 hectáreas. Si se tiene en cuenta que antes de esa ordenanza el ejido era de 2.400 hectáreas, se cae en la cuenta de que triplicaron la superficie de la ciudad.

Está claro que son áreas netamente rurales, no sólo porque así abonan a la provincia sus impuestos, sino porque además no tienen calles mantenidas por la Municipalidad y mucho menos reciben servicios de iluminación, barrido y limpieza.

Frente a esta situación, un grupo de vecinos presentó un reclamo administrativo ante la comuna local en el que plantean que sus explotaciones son rurales y no les corresponde abonar como si estuvieran en la zona urbana.

Sin embargo, la secretaria de Economía y Finanzas, Verónica Navarro, sostuvo al medio provincial que la Ley 9.509 "dice que es ejido de Villa María y deben pagar como cualquier vecino".

La funcionaria explicó que "hay servicios que son indivisibles, como la organización de tránsito para toda la ciudad, la higiene ambiental, la seguridad urbana, los servicios de emergencia. Los pueden usar o no, pero son para toda la ciudad".

Comentá la nota