El campo se moviliza este jueves a un año de la 125

El acto central de los ruralistas será en Córdoba. Convocan a todos los productores a manifestarse en plazas y rutas.
En medio de un nuevo desencuentro con el Gobierno por los pocos avances durante la una nueva reunión concretada ayer, la Mesa de Enlace de entidades agropecuarias convocaron a los productores de todo el país a manifestarse este jueves en "rutas y plazas". Será para conmemorar el primer aniversario del inicio del paro rural en respuesta a la firma el 11 de marzo de 2008 de la resolución 125 de retenciones móviles a los granos que disparó el mayor conflicto agropecuario de la historia.

Así lo expresaron los presidentes de las entidades en el transcurso de la conferencia de prensa ofrecida en la sede de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), donde también se informó sobre el acto que la Comisión de Enlace realizará el mismo día en la ciudad de Córdoba.

La convocatoria a la movilización en las rutas fue criticada por el ministro del Interior, Florencio Randazzo, para quien una medida de esa naturaleza "no contribuye a nada".

"A un año y sin respuestas", es la convocatoria de los ruralistas.

El presidente de CRA, Mario Llambías, fue quien precisó la convocatoria a los productores, al señalar que "tienen que estar en las rutas, en las plazas, en los lugares donde siempre se reunieron", para así "marcar con la movilización que vamos a seguir hasta conseguir las soluciones" reclamadas al Gobierno.

El encuentro de la Comisión -constituida precisamente el 12 de marzo de 2008- se realizará a las 14, en el Forja Parque Ferial de la capital mediterránea, donde los organizadores esperan la concurrencia de alrededor de dos mil personas.

Hoy se cumple un año de la pesadilla que comenzó el miércoles 11 de marzo de 2008 con la firma de la resolución 125 que intentó disponer retenciones móviles a la exportación de granos y oleaginosas que implicó un duro golpe político para el Gobierno.

El enfrentamiento con el campo que sucedió a la medida marcó un antes y un después en la gestión kirchnerista, dejando huellas profundas en el propio gobierno, se "llevó" a tres funcionarios (Martín Lousteau, Alberto Fernández y Javier de Urquiza), recaló en la economía, los partidos opositores y el Congreso. Además, profundizó la crisis social en el campo y los pueblos donde se enclava la producción rural, donde se mantiene la efervescencia expresada en rutas y asambleas.

En lo institucional, la mayor brecha que abrió el conflicto fue la ruptura de la presidenta Cristina Kirchner con su vice Julio Cobos, luego de aquel voto "no positivo" en el Senado que volteó la 125 y se llevó la mitad del capital político de la Presidenta.

Con la resolución 125, el Gobierno logró que se unieran las históricas voces enfrentadas de la dirigencia rural y el nacimiento de la Comisión de Enlace, que trataba -y trata- de detener la avanzada oficial, comenzó a parir una sólida generación de gremialistas rurales que intimida y supera a los actuales. Los intentos oficiales por quebrar el frente de unidad rural fueron numerosos y si bien la mesa agropecuaria muestra fisuras, las bases hoy exigen que continúe la unión para representarlas ante el poder político.

Comentá la nota