Campo: dos miradas contrapuestas

Mientras desde el Gobierno afirman que el campo es el sector que más se verá beneficiado por la recuperación económica, desde el sector agropecuario acusan pérdidas y culpan a la intervención del Estado en los mercados
La cuestión del trigo podría ser tan sólo un capítulo más de la confrontación permanente entre los productores rurales y el Gobierno sino reflejara también las visiones absolutamente contrapuestas que se tiene desde ambos sectores.

El dirigente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, criticó algunos de los conceptos vertidos por la jefa de Estado Cristina Fernández cuando presentó a las líneas de crédito a productores trigueros: "Dice que estamos teniendo una excepcional cosecha, (pero) es mentira, la han informado mal a la Presidenta. Hemos tenido la peor cosecha en años".

"¿Qué ha pasado? -continuó Buzzi- Se siembra menos, tenemos una situación artificialmente creada por un señor que atrasa 50 años, que impone que no se pueda exportar trigo de lo que sobra en Argentina", lanzó, en expresa referencia al secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

Es que la situación de los productores agropecuarios es dispar, según si se dedican a cultivar soja -cuyo precio se recuperó rápido en los mercados internacionales-, otros cereales o a la cría de ganado, con mercados regulados por el Gobierno y limitaciones a la exportación, con el objetivo declarado de proteger el consumo interno.

Un ejemplo. Según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, las restricciones que enfrentan los productores trigueros por la falta de precio y de mercado podrían llevar a que se reduzca a la mitad la siembra de este cereal para la próxima campaña 2010/2011. La entidad difundió un informe que lleva por título: "Por este camino, el año próximo no hay trigo", y allí se advierte sobre la posibilidad de que se reduzca drásticamente la cosecha de este cereal para la próxima campaña. Se hizo además referencia a un estudio presentado por ruralistas al secretario de Comercio, Guillermo Moreno, donde se da cuenta de la situación que viven 29.500 productores trigueros -de los cuales 27.000 son chicos y medianos-.

Otro botón de muestra de estas cosmovisiones enfrentadas son las declaraciones de ex titular de Carbap y actual legislador provincial del PRO, Jorge Srodek, que calificó de "delirante" la visión que tiene del campo el ministro de Economía bonaerense, Alejandro Arlía, "cuando habla de una Provincia pujante y de un sector agropecuario que se recuperó".

Según el legislador, el ministro "muestra un desconocimiento total de la verdadera situación del sector rural".

"Yo vengo del sector agropecuario, y el campo está en una situación muy complicada, en particular el Sur y Sudoeste de la Provincia por el mamarracho que ha hecho el Gobierno nacional con el mercado del trigo, que sigue sin poder venderse y, si bien se está terminando de formalizar un acuerdo, se va a poder vender sólo lo que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, permita. Y van a pagar el precio que él diga", señaló en un ataque directo a la intervención del Estado en la regulación de los mercados.

Srodek agregó que se trata de un acuerdo que aún "no se sabe cómo va a funcionar y pasa por la voluntad o el criterio del secretario Moreno, que definirá quién vende y quién compra y a qué precio", sostuvo. Explicó además que "es la cuarta campaña de trigo intervenida por el Gobierno nacional, y cuando se intervino era para que el pan no valga más de 2,50 el kilo, las medidas se hicieron para proteger a las industrias de la exportación de la molienda que compran el trigo el 23% más barato que sus colegas de países vecinos".

En relación al estado de la producción ganadera, el legislador señaló que "el conflicto con la ganadería no empezó el 10 de marzo de 2008, sino en 2006 con la primera restricción de Moreno con los cortes populares, la intervención del mercado fue tan brutal que hoy faltan 10 millones de cabezas porque se desalentó la producción y nosotros desde Carbap advertimos que la carne no alcanzará para abastecer al mercado interno". Finalmente, respecto a la cosecha récord que se espera en materia de soja, dijo que "es realmente alarmante la cantidad de soja que se ha sembrado en casi toda la Provincia y es la única alternativa que tiene el productor, porque una pobre cosecha de soja es más redituable que el girasol, el maíz o el ganado".

Comentá la nota