El campo, con mejor ánimo, espera soluciones

El resultado electoral le inyectó una bocanada de aire al sector pero los problemas concretos continúan sin resolverse. Los productores lecheros reclaman recomposición de precios. En ganadería piden estímulos y previsibilidad. En el mercado de cereales hay incertidumbre. Preocupación por la continuidad de Guillermo Moreno.
El productor agropecuario celebra la derrota K en las urnas. Es notable el cambio de ánimo en los campos. Los comerciantes del interior provincial admiten señales de reactivación. Es natural, sintomático. El productor lo único que quiere es sembrar.

Hay mucha expectativa, pero nada ha cambiado todavía. La agenda pendiente requiere soluciones concretas. En la cuenca lechera, la situación es de quebranto. El sábado en Santa Rosa de Río Primero, unos 300 tamberos acordaron la necesidad de fijar el precio del litro de leche a 1,10 peso en pie de tranquera.

Desde el sector ganadero, denuncian que la intervención de Guillermo Moreno en los valores de la hacienda, presionando a frigoríficos en procura de lograr carne barata, ha dinamitado la actividad. "Estímulo y previsibilidad", reclaman los principales actores del negocio.

El escenario granario vio pasar el trigo como consecuencia de la formidable sequía. Los colonos piensan en la soja de primera. Se viene un año niño, con cambios climáticos y lluvias hacia el verano.

En soja hay precios buenos y futuros razonables. Las primeras dudas aparecen cuando se aborda la problemática del trigo y el maíz. Los mercados están intervenidos. Los últimos acuerdos impulsados por el gobierno, para incentivar la siembra, no generaron confianza. "Hay asimetrías de precios en los mercados Fob y Fas de un 40 por ciento", señalan observadores del sector.

Hacer maíz es caro. Es necesario tener claro el panorama. Para ello, se necesitan valores transparentes en el disponible y futuros de cobertura. Estas dos herramientas son fundamentales para arriesgar inversión y asegurar rentabilidad. Las empresas que comercializan agroinsumos estudian la posibilidad de llevar la bolsa de maíz a 100 dólares (hoy cuesta 130 dólares). Es un aliciente, pero no alcanza.

En el terreno político, el senador reelecto Carlos Reutemann sugirió abrir el debate por las retenciones a los cereales, "ya que es fundamental para sostener a la soja y garantizar la rotación", expresó el ex gobernador de Santa Fe.

Por otra parte, es tiempo de sinceramientos. En el segmento alquileres, se escucha fuerte el reclamo de ir a un modelo de arrendamiento por porcentaje. La coyuntura impone la necesidad de compartir riesgos.

La dirigencia ruralista expresa su satisfacción por la decena de representantes del sector que ocuparán bancas en el nuevo Congreso.

En tanto, ya comenzaron las gestiones contrarreloj para sentar en Audiencia Pública, a los legisladores que están y a los que llegan, para comenzar a trabajar en las medidas mas urgentes que reclamarán a Cristina Kirchner en el cortísimo plazo. "Julio será el mes de gracia", sostienen desde la Comisión de Enlace. Ya hay chisporroteos. Los soldados kirchneristas están heridos, pero no se rinden. Alberto Cantero, presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados, dijo que "cambiaremos la metodología, pero no el rumbo". De inmediato llegó la respuesta gaucha: Néstor Roulet, vicepresidente de CRA, reaccionó diciendo que "la expectativa es el cambio de rumbo, no de metodología". El gobierno no termina de digerir la derrota. El campo lo sabe y apuesta todas sus esperanzas en el ámbito legislativo, aprovechando la turbulencia parlamentaria con los K.

A nadie le cabe duda que los derechos de exportación, son la gran causa del campo argentino. Pero la trampa esta en otro lado: Guillermo Moreno, la Oncca, el Código Aduanero. Estos son los puntos en cuestión.

Cualquier medida que se tome para derogar o rebajar retenciones no dará el resultado esperado, sin antes desactivar la ingeniería de resoluciones y circulares que componen la máquina de impedir y que impacta en la comercialización de los productos de exportación.

Kirchner fue derrotado pero por ahora sostiene su guardia de hierro. Guillermo Moreno, el alter ego del ex presidente, sigue ocupando el mismo lugar desde el que provocó toda clase de estragos.

Comentá la nota