El campo llega a La Rural con menos producción y los mismos reclamos de 2008

Tras 15 meses de conflicto con el Gobierno, la sequía y la crisis internacional restaron rentabilidad a un sector que hoy, en el arranque de la tradicional exposición, pedirá transparencia, libertad comercial y menor presión fiscal
El sector agropecuario encara una nueva Exposición Rural con las mismas preocupaciones que un año atrás, pero motorizadas por diferentes factores. Mientras en 2008 la pérdida de rentabilidad era resultado exclusivo del del control oficial de las exportaciones hacia un mundo que parecía dispuesto a pagar cualquier precio por los bienes del campo, este año la crisis de la demanda es el factor dominante.

Ese hecho se refleja en la comparación de la evolución de los precios de los productos a nivel global y local. Las cotizaciones internas de los bienes agropecuarios tuvieron caídas moderadas entre julio de 2008 y el actual, mientras el movimiento a nivel internacional da cuenta del tremendo sacudón económico del segundo semestre del año pasado.

A escasos días del voto "no positivo" de Julio Cobos, que dejó sin efecto la controvertida Resolución 125 que imponía retenciones móviles a la soja, la oleaginosa se pagaba al productor en el mercado interno a un valor cercano a $ 920 la tonelada, cuando el precio en Chicago rondaba u$s 600. A un año de ese valor internacional récord, el commodity cotizó ayer a un precio 37% menor en Chicago, para la posición más cercana (u$s 374). En la misma comparación, la diferencia del precio interno que recibe el productor local es, en términos corrientes, prácticamente nula. Es decir que la baja sería sólo la que se desprende del efecto de la inflación en el mercado local, del orden del 15% en el período.

El mercado de la carne refleja la misma tendencia. En la plaza interna, la principal categoría de consumo, el novillito, bajó en el año 6% en valores corrientes (a $ 3,15 el kilo), mientras que los terneros cayeron 10% (a 3,14 el kilo) y las vacas buenas se cotizan 5% por debajo de su valor del año pasado (a $ 2,21 por kilo). En ese lapso, el valor internacional de los cortes de calidad que se envían a los destinos europeos cayó más del 40% hasta un valor cercano a los u$s 8.500 por tonelada. En paralelo, los cortes baratos que tienen a Rusia como destino se depreciaron 30% en el año.

Los mismos reclamos

Si bien la comparación de la evolución de precios refleja una reducción de la brecha entre las cotización nacional y la internacional, la sequía imperante en el período –una de las peores de la historia– achicó la producción, hecho que sustenta el reclamo de baja de retenciones que este año volverá a estar presente entre los discursos de los dirigentes durante la 123 Exposición Rural. Otro blanco de críticas volverá a ser la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), ente que siguió concentrando atribuciones en el último año.

Se espera que, fortalecidos por el resultado electoral y habiendo atravesado ya 15 meses de conflicto con el Gobierno, los dirigentes del campo se muestren más duros este año. En paralelo, el discurso inaugural quedará, por primera vez, a cargo de Luis Biolcati, de un estilo más confrontativo que su antecesor en la presidencia de la Sociedad Rural, Luciano Miguens.

Comentá la nota