El campo liquidó y el dólar bajó a $3,72.

El campo liquidó y el dólar bajó a $3,72.
Un paño frío y sorpresivo cayó ayer sobre el mercado cambiario: la cotización del dólar retrocedió dos centavos. Por su parte, lejos de enfriarse, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires vivió una cálida jornada que terminó con un cierre 5,5% en alza.
La divisa norteamericana terminó la jornada a $ 3,69 para la compra y $ 3,72 para la venta, y perdió 0,53% respecto del miércoles.

"Apareció la exportación", sintetizó Fernado Izzo, de ABC Mercado de Cambios, para explicar la caída. "Se adelantaron liquidaciones agrícolas previstas para el lunes. Hubo ventas de exportaciones por el buen precio de la soja", explicó Izzo.

Por otro lado, el Banco Central avaló la caída de la divisa al vender US$ 20 millones, una cifra menor si se tiene en cuenta que venía colocando un promedio de US$ 100 millones por día.

"De todos modos, el volumen total negociado entre bancos también fue bajo, ya que se operaron US$ 250 millones", dijo Izzo.

A estas razones se suma también una demanda acotada por parte del público minorista que, por razones especulativas, deja de comprar cuando la cotización cae.

Bolsa arriba. Tras un día sin operatoria debido al feriado del jueves, la Bolsa local se sumó a la bonanza bursátil que el mundo ya había experimentado por la intención del G-20 de inyectar liquidez a la economía.

El índice Merval negoció $ 80 millones en acciones y cerró con un alza del 5,5 por ciento. Tenaris y Petrobras, que tienen el 60% de la ponderación en el indicador, subieron 7,7% y 6,85%, respectivamente. "Lo que puso al mercado en más de 5% fueron los papeles relacionados con el petróleo", dijo Javier Salvucci, analista de Silver Cloud. El oro negro cerró la semana en US$ 52,51 el barril.

El cierre positivo local coincidió con el de Wall Street. El Dow Jones burló a los datos negativos sobre el empleo, que se ubica en 8,5%, y aunque la sesión tuvo altivajos, la rueda concluyó 0,5% arriba.

Los bonos argentinos treparon

La decisión del G-20 de ayudar a economías emergentes también impactó de manera positiva en los bonos locales, que treparon hasta casi el 8%.

"Hubo un volumen importante. Se operaron más de $ 100 millones. La decision del G-20 de fondear algunas economías fue bien recibida porque algo de esa ayuda le va a tocar a la Argentina Y eso va a venir bien para los vencimientos de este año", estimó Salvucci.

La necesidad de fondos por parte del Gobierno es un hecho.

"Se viene el vencimiento del Boden 2012. Seguramente habrá algún canje pero hay que ver cuál será su resultado", advirtió el experto.

En cuanto a los cierres, los bonos que quedaron mejor parados son el Discount en pesos, que avanzó 7,87%; el Discount en dólares, con 6,56%; el Boden 12, con 6,71%; y el Bogar con 2,84 por ciento.

Comentá la nota