Campo: con un grupo reducido, los productores volvieron a la ruta

A la mañana se instalaron cerca del Peaje de Hinojo. Al mediodía volvieron al punto habitual: el cruce de las rutas 51 y 226. Aseguran que los productores cumplieron con la medida de no vender hacienda, ni granos. Pero lamentan la "poca presencia de la gente del campo".
Un grupo de productores olavarrienses volvió a apostarse ayer a la vera de la Ruta 226, con el objetivo de realizar controles de cargas y garantizar el cumplimiento del cese de comercialización de hacienda y granos, dispuesto el jueves pasado por la Comisión de Enlace. Desde las 8 de la mañana se instalaron a 1.000 metros del Peaje de Hinojo y al mediodía se mudaron al punto habitual de manifestaciones agrarias, en el cruce de las rutas 226 y 51.

El número de productores fue creciendo lentamente con el correr de las horas, pero no llegó a conformar las expectativas de los mismos autoconvocados y ruralistas presentes. Por la mañana, fueron una veintena. A la tarde, el grupo sumó algunos integrantes más. Pero esta vez, a diferencia de concentraciones anteriores, el número de productores que acudieron a la convocatoria resultó escaso, inclusive para los autoconvocados que montaron la guardia dominical.

La jornada transcurrió sin sobresaltos ni incidentes, por lo que la presencia de productores tuvo un significado meramente simbólico. "No pasaron camiones, ni con hacienda ni con granos. Los productores han tomado conciencia de la importancia de respetar esta medida, por el bien de todos nosotros", aseguró a EL POPULAR, Julio Bucciarelli, uno de los autoconvocados que pasó el domingo en la ruta. Hoy volverán a las 8 y mañana repetirán la misma acción, para aguardar en la ruta el resultado de la reunión que mantendrán la ministra de la Producción, Débora Giorgi, con los titulares de las cuatro entidades que representan al sector.

Mientras aguardaba sin demasiadas esperanzas la cita entre la representante gubernamental y la cúpula de la Comisión de Enlace, Bucciarelli rescató el compromiso de los productores para acompañar la medida de fuerza. "No hizo falta hacer ninguna reunión ni tomar decisiones porque no ha pasado nada que cambiara el panorama. Y tampoco pasó ningún camión con productos del campo. Parece que la gente ha tomado conciencia de la importancia de no vender en estos días, para respetar el cese de comercialización. No tuvimos necesidad de parar a nadie, ni hacer ningún control", dijo cuando promediaba la tarde en el cruce de 51 y 226.

Si el acompañamiento en la no venta como forma de protesta contra las políticas del gobierno nacional fue bienvenido por todos, la nota negativa de la jornada fue la escasa participación de productores en la concentración. En el momento de la charla telefónica con este Diario, rodeado por unas veinte personas, el propio Bucciarelli aceptó que "hay poca presencia de la gente del campo" ¿A qué lo atribuye? "No, sobre eso no opino", contestó para evitar cualquier atisbo de polémica.

Cuando volvió sobre el tema, estimó que "también puede ser que mucha gente esté esperando una medida más contundente para volver a salir a la ruta. Por eso también quiero esperar para ver qué puede llegar a pasar el martes (por mañana) después de la reunión". Y mostró una cierta cuota de resignación al admitir que "lo que pasa es que hoy domingo era un día en el que uno esperaba un poco más de gente, porque se trata de un día en el que mayormente todo el mundo está en su casa", sin demasiadas obligaciones que cumplir.

Sin embargo, los autoconvocados prometen que no bajarán la guardia y continuarán con las acciones que tenían previstas. Hoy, en el primer día hábil de una semana que muchos consideran clave para definir el futuro del conflicto, volverán a concentrarse en 226 y 51. Tal como hicieron ayer, controlarán las cargas de los camiones que transiten con productos agropecuarios por la zona. Lo harán desde las 8 hasta las últimas horas de la tarde.

Y mañana repetirán la misma metodología, con un aditamento especial: desde las 14 estarán con los oídos atentos a la radio, a la espera de las primeras informaciones periodísticas respecto de los resultados de la esperada reunión entre Giorgi y los líderes de la dirigencia agropecuaria.

Si la cita se transforma en un nuevo fracaso de la tirante relación entre las partes, los autoconvocados podrían definir inmediatamente un plan de lucha que profundice las medidas dispuestas la última semana por la Comisión de Enlace.

En ese sentido, tanto Bucciarelli como Raúl Sabattini, otro de los autoconvocados que ayer estuvo presente a la vera de la ruta, habían anticipado a EL POPULAR que no descartan ninguna acción para el corto plazo. Bucciarelli había declarado que "a la reunión del martes la vamos a esperar con presencia en las rutas. Y no se descarta nada, porque tanto puede surgir alguna decisión de la Comisión de Enlace, como de la misma gente que esté en la ruta. Por ahí alguno con bronca dice 'vamos arriba' y habrá que acompañarlo".

Mientras tanto, Sabbatini subrayó que "los autoconvocados somos así. Estamos en la ruta, haciendo asambleas en distintos horarios y ahí mismo vamos definiendo las metodologías. Como no tenemos estructuras formales o esquematizadas, nos juntamos en el lugar y tomamos las decisiones en el momento que consideramos necesario. Así fue el año pasado: nos íbamos manejando en el día a día, o en el hora a hora. Eso es así, y a partir de ahora vamos a seguir la misma metodología".

Comentá la nota