El campo, expectante, prepara nuevas protestas.

Los autoconvocados empezarán las movilizaciones el 10 de febrero. La Federación Agraria esperará la convención nacional de la organización que se realiza en estos días. Quieren consensuar la fecha del paro nacional.
A pesar de las tímidas lluvias que cayeron en estos días, en el campo nadie está conforme. Después de un 2008 conflictivo, el 2009 amaneció peor y a la desesperación y los pedidos para la llegada del agua se le suma un reclamo concreto y mundano: un cambio en la política agropecuaria del Gobierno nacional.

El pedido tiene dos propuestas concretas, el fin de las retenciones y la liberación de las exportaciones, dos medidas que encontraron el apoyo de la mayoría del arco opositor. Para eso, buscarán a uno de sus grandes aliados en el conflicto con el Gobierno que comenzara en los primeros meses de 2008: la opinión pública.

Las demostraciones públicas se convertirán en moneda corriente, pero con la premisa de que cortar rutas ya no es el camino, si vale la paradoja. En algunas ciudades, se habla de ir a las municipalidades y copar plazas públicas. En Junín, esa imagen parece lejana.

Por ahora, los productores autoconvocados sólo piensan en volver a la vera de las rutas. En la Federación Agraria de nuestra ciudad, esperan la resolución de la dirigencia nacional de la organización. La prioridad, sin embargo, es otra: combinar una movilización y paro para que los esfuerzos no se difuminen.

Es que CARBAP había sido la primera organización en proponer un paro y cese de comercialización. Los días 18 y 19 de febrero eran las fechas estipuladas, aunque siempre se aclaró que esperarían una resolución de la Mesa de Enlace.

"No podemos hacer esfuerzos aislados porque vamos a perder fuerza", expresó Néstor Miguel, representante de la Federación Agraria en Junín. "Queremos ver qué pasa en las reuniones del 6 y 7 a nivel nacional en la organización y ahí tomaremos una decisión", continuó.

"Nosotros hemos trabajado con grandes asambleas en la que las bases le expresaron a los dirigentes la situación y lo que pensaban que era lo mejor. Con esa información estarán reunidos en estos días y las novedades llegarán en tres o cuatro días", amplió Miguel.

Marzo

A la hora de hacer pronósticos, el dirigente habló del mes que viene. "La lógica sería que la gran protesta y paro llegue recién en los primeros días de marzo", expresó.

Néstor Traverso, dirigente de la creciente organización que agrupa a los productores autoconvocados, le puso una fecha concreta: el simbólico 11 de marzo, día en el que el Gobierno nacional había dispuesto la polémica y derogada Resolución 125.

"Las movilizaciones van a empezar el 10 de febrero, pero el paro y la protesta serían el 11 de marzo.

De esa fecha hablamos en la última asamblea realizada el en Santa Fe", dijo Traverso.

"Queremos el fin de las retenciones, la liberación de las exportaciones, el fin de la ONCCA y el desastre agropecuario para las zonas más afectadas. Estamos con un problema muy serio", diagnosticó Traverso.

Para el dirigente auto-convocado, lo que pueda creer la gente es fundamental. "Desde el 10 de febrero vamos a estar en las rutas con volantes porque le queremos decir a los ciudadanos lo que nos pasa. Que vendemos la leche a 0,70 el litro y que en los supermercados se consigue a 3, o que vendemos el kilo de trigo a 50 centavos y en las panaderías cuesta tres pesos", precisó Traverso.

Comentá la nota