El campo, expectante y ansioso por el mensaje presidencial

El campo, expectante y ansioso por el mensaje presidencial
Volverán a los cortes de rutas si se anuncia la estatización del comercio de granos
Las entidades rurales van a seguir hoy muy atentamente el contenido del discurso de la presidenta Cristina Kirchner. Si finalmente anuncia la estatización del comercio de granos, temen que el conflicto con el Gobierno ingrese en una etapa de máxima tensión, probablemente mucho mayor que la vivida durante 2008. No se descarta que haya cortes de rutas desde hoy.

"El malestar en el interior es muy grande", dijeron en Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). "En ese caso, la Comisión de Enlace está decidida a conducir el conflicto", añadió un dirigente de la entidad.

El presidente de CRA, Mario Llambías, dijo ayer que "Kirchner quiere hacer caja" con la intención de estatizar el comercio de granos. El ruralista, uno de los que más críticas lanzaron contra la iniciativa, hablará hoy en la tierra de los Kirchner, Santa Cruz. Será el orador central de la exposición rural de Río Gallegos, una muestra que, en sus tiempos de gobernador, Néstor Kirchner solía visitar y recorrer. Según relatan productores ovinos de la zona, en la década de los 90 escuchaba en persona las quejas del campo.

En la Sociedad Rural (SRA) también dijeron que están expectantes por el discurso de la Presidenta. "No tenemos precisiones sobre el contenido del proyecto", dijeron en la entidad. "Lo seguiremos con mucha atención", agregaron.

Los técnicos de la SRA volvieron a analizar proyectos presentados en el Congreso. Encontraron el del diputado Alberto Cantero Gutiérrez -presidente de la Comisión de Agricultura-, que formulaba la creación de una compañía estatal para comercializar granos con destino al mercado interno. El criterio era crear un ente con más poderes que los que ostenta la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca).

No sólo en el campo hay preocupación. En la Asociación Empresarial Argentina (AEA) expresaron a LA NACION que el sector privado "es mucho mejor que el estatal para operar en el mercado de granos".

Tensión en Entre Ríos

En Entre Ríos, el proyecto de estatización del comercio de granos sumó el rechazo de los productores agrupados en la filial provincial de la Federación Agraria Argentina (FAA), quienes anticiparon que se concentrarán en las rutas, pasado mañana, mientras se realice la reunión entre el Gobierno y la Comisión de Enlace. La presencia en las rutas también puede producirse desde hoy si se oficializa el proyecto. "Si, efectivamente, se confirman las versiones sobre la posible nacionalización del comercio exterior de granos, o la creación de un órgano que intervenga comprando y vendiendo cereales para establecer precios testigos, habrá una reacción inmediata en las rutas", advirtió Alfredo Bel, secretario técnico de la entidad, cercano a Alfredo De Angeli.

Si, en cambio, no se produce el anticipo oficial del proyecto, se convocará a los productores a una "vigilia" durante el tiempo que dure la reunión de los integrantes de la Comisión de Enlace con funcionarios del Gobierno, pasado mañana.

Ese día, la concentración se realizaría en dos puntos emblemáticos de la protesta rural en Entre Ríos: el túnel subfluvial, en Paraná, y el kilómetro 53 de la ruta 14, en Gualeguaychú. Esta propuesta será elevada mañana por Alfredo De Angeli en la reunión que la FAA nacional desarrollará en Rosario.

Otro de los lugares expectantes es Rauch. Allí, un grupo de productores repartió ayer volantes al costado de la ruta con su rechazo a la política agropecuaria del Gobierno. "No la puedo escuchar", dijo Alfredo Giusti, entre serio e irónico cuando se le preguntó si iba a estar atento al discurso de la Presidenta. La escena de ayer en Rauch se coronó con tractores apostados a la vera de la ruta y carteles. Uno de ellos advertía a los automovilistas: "El Gobierno quiere enfrentarnos con la sociedad".

"¿Redistribución de la riqueza?", preguntaban en un volante los productores. "El campo aportó de 2005 a 2008 por retenciones solamente 35,8 mil millones de dólares. Se podría haber sacado de la indigencia a 4.000.000 de personas y de la pobreza a 14.000.000 de personas durante estos tres años", se leía en el volante.

Comentá la nota