El campo está molesto con el proyecto de ley de arrendamiento

La Mesa de Enlace local consideró que "no es el momento" para aprobarla. Prevén volver a protestar.
La intención de que la Cámara de Diputados de la Nación trate en su próxima sesión el proyecto de ley de arrendamiento generó ayer un rechazo total de parte de los integrantes la Mesa de Enlace entrerriana, ya que consideran que "no es el momento para aprobarla".

Para los directivos de las entidades agropecuarias provinciales la norma sólo busca dividir a los productores. Por tal motivo, los dirigentes resolvieron congregar a las bases en forma individual para determinar el modo de protestar contra las políticas estatales.

Asimismo, los sindicalistas del agro volvieron a exigir una reunión con el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri para tratar el Impuesto Inmobiliario Rural 2009, que, a juicio del sector, "no hay lugar para ningún aumento".

Los dirigentes chacareros informaron a través de un comunicado que "hasta el presente no se ha efectivizado la bonificación de las tasas de interés para los créditos de las cooperativas agrícolas, y tampoco se ha avanzado nada en el financiamiento al resto de los productores que ya están comenzando con la siembra de la campaña de cosecha gruesa".

En conclusión, la Mesa de Enlace de Entre Ríos reiteró "las enormes dificultades en que se desenvuelven los productores y todas las actividades de la provincia, quedando demostrado que el alineamiento incondicional de nuestro Gobernador a la política oficial, no ha dado ningún resultado positivo para la mayoría de los entrerrianos".

MESA REDONDA. En la sede de la Federación Entrerriana de Cooperativas (Fedeco) los dirigentes de Sociedad Rural Argentina (SRA), Federación Agraria Argentina (FAA) y Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (Farer) resolvieron analizar con sus afiliados los medidas a resolver. También, reclamaron ser recibidos por el gobernador Sergio Urribarri, a quien le solicitaron una audiencia hace cinco meses, resaltó a UNO Gonzalo Álvarez Maldonado titular de Fedeco.

El dirigente rural afirmó que el veto a la Ley de Emergencia Agropecuaria anunciado por el gobierno nacional, tras su aprobación la semana pasada, es "indudablemente una muestra de animosidad del gobierno nacional con respecto al sector rural".

"Nosotros hemos sido muy respetuosos con el cumplimiento de las leyes y las medidas que se han tomado", dijo Maldonado, quien aseguró que el gobierno nacional no busca recomponer las relaciones con el sector agropecuario, ni con el sector de la producción, ya que "busca únicamente la división".

En ese sentido, Maldonado rechazó el tratamiento de la Ley de Arrendamiento en la Cámara baja, porque consideró que "no es oportuno", y añadió: "Hay que trabajar en la reforma impositiva integral y un programa agropecuario nacional que abarque lácteos, carnes y cereales".

Paso siguiente, el sindicalista aseveró: "El gobierno nacional esta empecinado en no reconocer al sector productivo y con la ley de arrendamiento busca dividir, pero termina uniendo". Por último, especificó que "habrá marchas y manifestaciones, pero no se realizarán por ahora cortes de rutas".

Por su parte, Alfredo Bel, dirigente de FAA Entre Ríos, contó que "hay una predisposición del Gobierno para dividir las entidades", y agregó: "No hay voluntad política de aprobar la Ley de Arrendamientos sólo se busca dividirnos, pero se van a llevar una sorpresa". En ese orden, Bel comentó que volverán las protestas y hasta podrían retomar los bloques en las rutas.

Bel coincidió con las palabras del dirigente de la Sociedad Rural y agregó que debatir la ley "es una maniobra del gobierno nacional para promover la división de las entidades, sin que se hayan resuelto otros problemas más urgentes".

En tanto, el titular de la filial entrerriana de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere, estimó; "No es momento de tratar ninguna ley de arrendamiento". Además manifestó que ven una "intencionalidad política de querer dividir la unidad de las entidades", y añadió que antes de tratar ese tema, sería prioridad tratar el tema de una "política agropecuaria, una política impositiva para el sector".

"Vemos más que es una chicana política, que una solución a una realidad que no se presenta a en este momento", sentenció Etchevehere, a lo que agregó: "Se trata lo accesorio y no lo principal".

El dirigente criticó sobremanera la intención de debatir la ley de arrendamiento y dijo que los productores se están "fundiendo", por eso manifestó: "Nos parece traído de los pelos tratar una cuestión accesoria, cuando están corriendo peligros las actividades agropecuarias".

Consultado sobre qué debería discutirse en una ley de arrendamiento para que sea aceptada por los productores, Etchevehere dijo que "la sustentabilidad de la actividad". Al instante volvió a agregar que lo que se debe discutir es una "política impositiva, eso es lo que diferencia las producciones, las economías regionales, las distancias, los puertos. Eso sería una herramienta para emparejar la situación de los productores, tanto propietarios como arrendatarios".

Los cortes de rutas a la Justicia

Las cuatro entidades rurales que integran la Mesa de Enlace Nacional son investigadas por el supuesto delito de coacción agravada durante lo más duro del conflicto del campo cuando se cortaron las rutas.

El Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N° 10 será quien entienda en una causa. Se trata de un caso que se inició en 2008 por la denuncia del abogado Eduardo Barcesat contra la SRA, FAA, Coninagro y CRA por realizar cortes de rutas.

Precisamente, se investiga si existió la conducta tipificada en el artículo 149, inciso 2 a, del Código Penal, que castiga al que hiciere uso de amenazas con el propósito de obligar a otro a hacer, no hacer o tolerar algo contra su voluntad, agravado por tener como propósito la obtención de alguna medida o concesión por parte de un miembro de un poder público.

La FAA se reúne el viernes

La Federación Agraria Argentina (FAA) delegación Entre Ríos se reunirá el viernes en la ciudad de Villaguay para definir el plan de lucha, a la espera de una convocatoria por parte del gobierno provincial para discutir sobre el impuesto inmobiliario rural y el financiamiento de la campaña de cosecha gruesa.

Durante la semana se concretarán asambleas zonales de donde saldrán los mandatos que serán discutidos el viernes en la asamblea general, cuyas propuestas serán elevadas a la Federación Agraria Argentina y a la Comisión de Enlace nacional.

Comentá la nota