El campo espera el apoyo de la ciudad, que hasta ahora no ha aparecido en el reeditado paro rural

La protesta rural empezó el viernes con mucho ruido. Pero los diarios de alcance nacional, todos, hablaron de “tibio” inicio y destacaron la poca adhesión de la ciudad. Hoy los productores medirán bajo qué clima hacen sus planteos.
Todos hablaron de “moderado”, “tibio” y hasta algunos de “menos soldados que en guerra gaucha II”, como tituló una nota el diario Crítica. Existe preocupación de la dirigencia rural porque en esta ocasión la masiva adhesión de las ciudades no llegó nunca.

Algunos creen que el coqueteo con la oposición pasajera –dentro del peronismo– de emblemáticos dirigentes hizo su desgaste, otros sostienen que la ciudad acompañó mientras duró el puntual planteo de las retenciones móviles y que, una vez volteada la polémica resolución 125 que fijaba los altos niveles de retenciones, la gente de la ciudad siguió con los avatares propios de su vida y sus problemas.

Se vio en Gualeguaychú: la gente no acompañó y la presencia en las rutas se desvaneció. Y lo admitieron no pocos productores que dialogaron a la vera de la ruta 14 con este diario. Durante la reciente batalla del campo contra la resolución mencionada, los fines de semanas eran la carta fuerte de acción. Este sábado y domingo las rutas estuvieron desiertas y la acción se trasladó a hoy, lunes, día en que los productores entrerrianos verán dónde están parados.

En la siguiente nota, el editor de Cronista Digital escribió en La Nación una crónica sobre las expectativas que se vivieron en la ruta el viernes, y sobre el real alcance que tuvo la protesta antes de desaparecer a la espera de que este lunes haya más movimiento. A continuación, la nota.

Más que un paro, una vigilia

Los productores rurales entrerrianos decidieron trasladar su apuesta fuerte de la protesta al día lunes y de ese modo, alrededor de las 18,30 de ayer, quedó disipada la concentración en la ruta nacional 14.

El inicio del paro agropecuario encontró a los productores repartiendo volantes y realizando asambleas en la estratégica carretera del Mercosur, que se ha convertido en el escenario del reclamo rural en la zona. Sin embargo a lo largo del día se fue amasando la intención de levantar todas las acciones hasta el lunes, y fue el presidente de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo De Angeli el encargado de transmitir esa decisión a la sociedad y los medios.

“Preparémonos porque el viaje es largo”, dijo el dirigente rural al considerar que la protesta se prolongaría incluso más allá del miércoles, jornada final del paro agropecuario aprobado por la mesa de enlace de las entidades del campo.

Al margen del discurso del mediático ruralista, varios productores le explicaron a LA NACION que la decisión de frenar la concentración hasta el lunes surgió luego de que la mesa de enlace nacional resolviera anticipar el inicio del paro. “Estábamos preparados para iniciar todo el lunes, pero se adelantó la acción y no hubo tiempo de organizar la estadía de los productores en la ruta”, admitió uno chacarero consultado.

La versión fue confirmada por el titular de la filial local de la Federación Agraria, Juan Ferrari. Sin embargo el ruralista negó que existan diferencias de criterio con la conducción nacional y limitó la decisión a una cuestión de organización. “Queremos estar fuertes para el lunes, cuando vayamos a Ceibas, y ahí sí haremos un control minucioso del transporte”, sostuvo Ferrari.

En tanto el vicepresidente de la Sociedad Rural en Gualeguaychú, Javier Melchiori, agregó, ante una pregunta de LA NACION, que “la falta de movimiento de hacienda y de granos durante el fin de semana, sea porque no hay remates programados, porque no hay mercado o porque los puertos no cargan no justifica la presencia nuestra durante el fin de semana”.

La “indiferencia” del gobierno

Alfredo De Angeli fue el único orador tras la realización de la asamblea que decidió trasladar la acción al lunes y abandonar la ruta 14. No faltaron pasajes fuertemente críticos hacia la gestión de Cristina Fernández de Kirchner y anticipó que la protesta será larga.

“Este gobierno nos ha jugado con la indiferencia, y si ustedes piensan que a esto lo vamos a ganar en un día, están totalmente equivocados. Preparemos porque el viaje es largo”, enfatizó, micrófono en mano, desde el kilómetro 53 de la ruta 14.

El tránsito se mantuvo cortado para todos los vehículos mientras duró la asamblea resolutiva, aunque el piquete impidió el paso a camiones con granos durante casi todo el día. Recién cerca de las 18,30 se liberaron las rutas y ahí aprovecharon a pasar algunos rodados de carga que habían sido retenidos horas antes.

“Al pueblo le pedimos disculpas si tenemos que molestar –dijo De Angeli en su mensaje–, pero es por el bien de la patria. No se hace solamente por el sector agropecuario, sino por el país que queremos. Este gobierno quiere empobrecer a la patria, y nosotros no lo vamos a dejar; por la memoria de los que no están”, dijo en medio de aplausos.

También justificó la decisión de no cortar la ruta y de liberarla hasta el lunes. “Tenemos que ser estrategas en esto, porque ellos [del gobierno] también son estrategas. Cuidado, porque nos quieren enfrentar con el resto de la sociedad”, agregó.

El lunes se realizará una nueva asamblea, con la intención de partir luego a Ceibas, a unos 100 kilómetros al sur de esta ciudad. En tanto el miércoles la protesta se trasladará a Buenos Aires, en lo que será una manifestación ante el Congreso nacional.

Comentá la nota