El campo entrerriano se movilizará durante la primera quincena de noviembre

Los productores entrerrianos adheridos a la Federación Agraria Argentina (FAA) propusieron ayer, en la reunión realizada en Viale, movilizarse durante los primeros quince días de noviembre en reclamo de medidas urgentes para el sector.
La FAA Entre Ríos logró reunir ayer en Viale unas 200 personas durante la reunión del Consejo de Delegados. Ante la presencia de los máximos referentes de la entidad a nivel nacional, Eduardo Buzzi, y provincial, Alfredo de Ángeli, los convocados resolvieron movilizarse durante la primera quincena de noviembre en reclamo de medidas urgentes para el sector. Sobre la masividad de la convocatoria, Juan Echeverría, vicepresidente de la entidad, dijo que esta situación “era impensada tiempo atrás cuando llegábamos a contar entre 40 o 50 personas y tiene que ver con que objetivamente Federación Agraria ha sabido interpretar el sentimiento de la gente y armar todas las filiales que se han armado”. Desde que se inició el conflicto a la fecha 22 filiales, entre nuevas y reactivadas, se sumaron en Entre Ríos.

Los productores transmitieron a sus máximos referentes, Eduardo Buzzi y Alfredo de Angeli, su “bronca y preocupación porque la situación está muchísimo peor que al inicio del conflicto y seguimos teniendo un gobierno autista”, sostuvo Echeverría y recordó que “en aquel momento –durante el conflicto por las retenciones- discutíamos cómo repartir lo que sobraba, hoy nos está faltando por la caída de los precios internacionales y el aumento de los costos”.

En el debate “se propuso que la primera quincena de noviembre tenemos que hacer una movilización virulenta posiblemente hacia Buenos Aires, fundamentalmente por los micro, pequeños y medianos productores que, ante la crisis, son los que primero se caen”, precisó.

Para el dirigente local, “estamos en las puertas de lo que fue la década del ’90 con la desaparición de 100 mil productores más si no se toman medidas urgentes”, puesto que “tanto el tambero como quienes se dedican a la carne y aquellos que perdieron el trigo, hace una año que no les entra en el bolsillo prácticamente nada”.

La FAA esperará a consensuar con el resto de las entidades rurales esta nueva medida de acción. “Es por eso que pusimos fecha ni lugar”, indicó.

Entre las medidas urgentes que reclama el sector, se encuentran “la liberación de exportaciones de carne; que se deje de subsidiar a la industria concentrada que son las únicas que firman los acuerdos; que la leche pase a vale el 1,25 que necesitamos; que el Gobierno deje de hacer caja para pasar a resolver los problemas salariales para que haya un consumo sostenido, que la Secretaría de Comercio intervenga seriamente a favor de los pequeños productores para corregir los costos de los insumos y, que se eliminen las retenciones a los granos hasta 3 mil toneladas. En tanto, seguir manteniéndoselas a los grupos concentrados que se han beneficiado, inclusive para sacarlos del mercado”, dijo Echeverría.

“Institucionalmente nosotros no participamos en política partidaria”, aclaró el dirigente a esta Agencia, para despejar dudas. Sí reconoció que la actividad política del sector se enfoca “en ver cómo se resuelve la crisis”. Desde ahí, “planteamos la generación de multisectoriales con los partidos políticos, organizaciones empresariales y sindicatos para discutir este tipo de políticas de estado, pero la FAA no habla de política partidaria”.

Comentá la nota