El campo va al diálogo pero quiere una reunión a solas con el Gobierno

El campo va al diálogo pero quiere una reunión a solas con el Gobierno
La Mesa de Enlace procura que sea primero un encuentro sectorial. Busca respuestas porque asegura que no hay margen por la crítica situación de los productores. Esta tarde pulen la agenda que anticiparon a la oposición y llevarían al encuentro.
Hoy a las 7,30 llega el primer toro a la exposición de la Rural en Palermo. De raza aberdeen angus, color negro, con buenos antecedentes genéticos, puede convertirse en campeón. Su nombre es Ramón. El año pasado, el primer toro que ingresó se llamaba Cleto, en honor al voto no positivo de Julio César Cleto Cobos. Desde entonces, para el campo, las cosas no cambiaron demasiado. Esta tarde la Mesa de Enlace discutirá si va y cómo va al diálogo con el Gobierno.

Las razones para asistir son variadas pero hay quienes preferirían abstenerse por considerar que no lograrán nada. Esa es la posición de Pablo Orsolini, diputado electo y vice de la Federación Agraria que ayer declaró que "estamos cada vez más lejos de sentarnos a la mesa". Sin embargo, Clarín pudo averiguar que la decisión es concurrir al diálogo con el Gobierno, siempre que sea a solas, al menos en una primera instancia.

Eduardo Buzzi, titular de la Federación Agraria, se niega a un encuentro que sea un conglomerado de sectores. En una conversación telefónica con este diario, Buzzi, señaló: "Tenemos que tratar la agenda sectorial y conocer también en qué consiste el Consejo Económico y Social. Igual, temo que todo sea una puesta de escena. No nos pueden llevar a un diálogo a empujones y nosotros si no hay un encuentro previo y a solas no daremos un cheque en blanco".

Para Carlos Garetto, de Coninagro, hay problemas que se vienen acarreando desde hace meses. La última vez que le vieron la cara a la Presidenta fue el pasado 4 de marzo. La última semana los invitaron a un acto en la Casa Rosada y allí el Jefe de Gabinete prometió un cafecito. En el interín, Aníbal Fernández habló dos veces con Mario Llambías de CRA y la ministra Débora Giorgi se comunicó con Buzzi. El cafecito se concretaría esta semana. Garetto enumera los temas pendientes: que la ONCAA, el ente de control, vuelva a fiscalizar en vez de intervenir en todo el negocio agropecuario, una fuerte rebaja de retenciones en trigo y maíz y otra gradual en el caso de la soja, políticas urgentes para la ganadería y para productores endeudados. "Todos los despachos oficiales están llenos de nuestras propuestas. El Gobierno ya sabe lo que reclamamos, no hay margen, nos tienen que dar respuestas".

--De qué diálogo me habla, ironizó Hugo Biolcati, presidente de la Rural. Aún no nos llamaron.

--¿Y si los llaman?

--Si nos llaman, vamos a ir.

La Mesa de Enlace espera para esta semana la convocatoria del diálogo lanzado por Cristina Kirchner el 9 de Julio. Pero en la forma de una reunión sectorial, a solas, como planteó la UCR cuando fue el turno político. Esta tarde, después de una entrevista con Jorge Casaretto, obispo de San Isidro, prevista para las 14,30, pulirán los temas que ya anticiparon a la oposición y que también llevarán al encuentro con el Gobierno.

Comentá la nota