El campo debe participar del Consejo E y S

Por M. Saredi.

Estos cuerpos nacieron por la insuficiencia de los partidos políticos para representar los intereses de la sociedad civil. Hoy hace muy bien el gobierno en alentar la creación, pero ello exige que sea exclusivamente integrado por las organizaciones sociales y profesionales, en las que el campo debería formar parte.

La creación de los Consejos Económicos y Sociales nace después de la primera guerra mundial por la insuficiencia de los partidos políticos para representar cabalmente todos los intereses de la sociedad civil. Generalmente se intenta confundir el mismo como una medida contraria a los propios Partidos, al sistema democrático, o incluso tratando de darle un carácter "fascista" sin distinguir entre corporativismo, y otras nociones elementales de la ciencia política. Gracias a un excelente trabajo del profesor Alberto Buela se pueden repasar algunas experiencias internacionales.

La primera experiencia histórica contemporánea se produjo en la república socialdemócrata de Weimar (1919), con la incorporación del Consejo Económico Nacional (Rechtswirtschaftsrat) compuesto por los cuerpos intermedios y cuya función era emitir dictamen preceptivo sobre los anteproyectos de leyes del Estado.

Contrariamente a lo que comúnmente se afirma, la Italia fascista no fue ninguna experiencia de representación orgánica porque anuló, lisa y llanamente, la representación política y adulteró o, mejor aún, desnaturalizó la doctrina corporativista que durante el siglo XIX y principios del XX, los pensadores sociales católicos como La Tour du Pin, y otros, habían elaborado.

Así la desfiguración que produjo el fascismo fue que transformó el corporativismo de asociación o comunidad en corporativismo de Estado, en donde las organizaciones libres del pueblo dejaban de ser libres para ser creadas y manejadas por el Estado. Luego hubo varias experiencias internacionales como la de Tito en Yugoeslavia, la de De Gaulle en Francia en 1958 que aun hoy funciona, o la España en 1991.

En la Argentina del 2009 hace muy bien el gobierno actual en alentar la creación de un Consejo Económico Social, pero ello exige para que sea adecuado a sus fines, que sea exclusivamente integrado por las organizaciones sociales y profesionales: (cámaras y sindicatos), en una palabra la "organizaciones libres del pueblo" que tienen que ver con la producción y distribución de la riqueza.

En la experiencia histórica, la representación el Consejo fue del Poder Ejecutivo y no de los Partidos Políticos, por ello, más allá del respeto por Gerardo Morales y la UCR su pedido no es condudente para el fin para el cual ha sido creado este mecanismo consultivo - preceptivo, más que nada en la Argentina si consideramos el actual desastre del Sistema de Partidos.

Por todo esto, es absolutamente necesario que las entidades que componen la Mesa de Enlace, en lugar de realizar un simple show mediático o de simple frívolo manejo con consultoras de imagen, piensen en sus representados y en lograr beneficios concretos para sus agremiados participando del mismo.

* Presidente del grupo agropecuario Pampa Sur.

Comentá la nota