Campo cuestionó candidata de Juez en San Justo

Campo cuestionó candidata de Juez en San Justo
Maite Ferrero fue criticada en sectores ruralistas por una ordenanza que disgustó al agro en su pasada gestión.
La recorrida por el departamento San Justo que realizó a mediados de la semana pasada el candidato a senador nacional por el Frente Cívico, Luis Juez, dejó abiertos serios interrogantes respecto a sus posibilidades de cara a las elecciones del 28 de junio en esta región de la provincia.

Es que la decisión de incluir en la lista de candidatos a la Cámara de Diputados de la Nación a la concejala sanfrancisqueña María Teresa Blengino de Ferrero provocó reacciones seguramente impensadas en el entorno del político cordobés, pese a que no figura entre los cargos expectables.

En su visita a la Sociedad Rural de San Francisco, Juez, quien salió a la búsqueda del "voto del campo" se encontró con una fría recepción, ya que la figura de la edil no es bien vista entre los productores agropecuarios sanfrancisqueños, quienes no se olvidan que en tiempos en que revistaba en el sector del ex intendente radical Hugo Madonna.

Maite Ferrero, tal como se la conoce en la región, fue la defensora de la polémica ordenanza que estableció una zona de exclusión en la que está prohibida la aplicación de agroquímicos. Esa ordenanza generó fuertes discusiones entre los dirigentes del campo y las autoridades de entonces, conflicto que aún no cicatrizó sus heridas.

Alguien le habría dicho a Juez que esa ordenanza fue algo parecido a la Resolución 125 del gobierno nacional, por lo que el "voto del campo" no estaría tan decidido a apoyar la lista del ex intendente de Córdoba.

Por otra parte, la Rural de San Francisco cultivó muy buenas relaciones con sectores del radicalismo y del peronismo que no son del agrado del aspirante al Senado de la Nación.

Además, en el plano interno del Partido Nuevo, Maite Ferrero y su coequiper Carlos Roffé no son bien vistos por los juecistas "puros", un heterogéneo grupo de dirigentes del interior del departamento que pusieron la cara por el candidato a senador y endilgan a los concejales sanfrancisqueños su condición de "giacoministas", por haber ingresado al Frente Cívico de la mano del actual intendente de Córdoba.

No hay que olvidar que Daniel Giacomino es oriundo de San Francisco, ciudad capital del departamento San Justo, y tiene en este lugar bastantes seguidores.

El distanciamiento entre ambos sectores, el de Giacomino y de Juez, es tal que cada uno de ellos tiene un local propio para reunirse. En el caso de los ediles del FCS inauguraron su sede en calle Mitre a pocos metros del centro de la ciudad, en tanto que los "puros" se reúnen en la "Casa del Pueblo", el búnker del socialismo en San Francisco.

Más candidaturas

Las candidaturas a cargos legislativos no dejan de crear polémica en San Francisco.

La ciudad estará representada por cuatro mujeres que ocupan puestos de diferente expectativa en las listas de las tres principales fuerzas políticas que competirán en la provincia de Córdoba.

Se trata de la legisladora provincial Evelina Feraudo, quien acompañará a Eduardo Mondino en una nueva patriada poniéndose a disposición del Partido Justicialista; Marta Borello, concejala radical de larga militancia e invitada por Ramón Mestre (h) a secundarlo en la lista de senadores; la concejala del Frente Cívico y Social Maite Ferrero, una docente llegada a la política de la mano del ex intendente Hugo Madonna y la socialista Carmen Acuña.

Precisamente, Acuña debe enfrentar una curiosa situación que muestra a las claras la versatilidad de algunos partidos políticos cordobeses.

Es que hoy, Acuña es la mujer que logró el consenso del socialismo cordobés para integrar la lista de la alianza con el juecismo.

Pero, ante la licencia o eventual renuncia de Marta Borello a su banca de concejal a raíz del planteo de Mario Rey presentado a la Justicia Electoral, debería asumir en su reemplazo.

Acuña integró la lista que en el 2007 encabezó el radical K Hugo Madonna en su intento reeleccionista. Ahora, la dirigente socialista está ante la disyuntiva de asumir o no en el lugar que le correspondería y en caso de hacerlo, podría mudarse del bloque de la UCR al del FCS o incluso crear su bloque personal.

De haber acompañado a uno de los mimados del kirchnerismo a ser hoy enemiga acérrima del oficialismo a nivel nacional, el socialismo cordobés no puede disimular la aguda crisis de credibilidad que se abate sobre su dirigencia.

Comentá la nota