El campo no contestó críticas de Diana Conti

El campo no contestó críticas de Diana Conti
Los ruralistas se llamaron a silencio hasta la reunión del próximo viernes con miembros del Gobierno.

La crítica de la diputadas ultrakirchnerista, Diana Conti, que comparó a la Mesa de Enlace con los jerarcas de la Junta Militar, cayó muy mal en el seno ruralista. Aunque los integrantes del cuerpo que nuclea a las entidades del agro acordaron no salir a responder sus durísimas palabras, hay desde autocrítica hasta reivindicación del tono utilizado en el discurso del lunes en la Rural.

Según pudo saber Perfil.com, hoy hubo varios contactos entre Eduardo Buzzi, Mario Llambías, Hugo Biolcati y Carlos Gareto para ver qué decir en torno a la embestida de Conti y se decidió no "pelearle" el terreno político al Gobierno. La estrategia del campo es no cruzarse con los voceros del kirchnerismo en la previa a la reunión que el viernes se realizará entre el campo y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aunque el descontento es palpable. "Ahora somos generales y soldados", apuntó, irónico, uno de los allegados a la conducción rural.

Al ser consultado por este tema, Hugo Biolcati, presidente de la Sociedad Rural, sintetizó el mensaje de la Mesa de Enlace: "Esas declaraciones corren por su cuenta y no merecen respuesta de mi parte", dijo en la Exposición Rural. Y aclaró que el acto del lunes, donde los ruralistas hicieron lapidantes cuestionamientos al Gobierno, no fue una conferencia de prensa, sino una asamblea de productores con prensa presente.

Así justificó Biolcati las palabras que él y otros dirigentes lanzaron contra el kirchnerismo, que merecieron el reproche tanto del oficialismo como de la oposición, que juzgó los discursos como "pasados de rosca".

"Los presidentes acordaron no salir a responderle a Conti, no quieren pelear en el terreno político", contó a Perfil.com una fuente con llegada a la Mesa de Enlace. "Ahora están trabajando en las propuestas para llevar el viernes a la Casa Rosada", agregó.

Consultado por este medio, Pablo Orsolini, vicepresidente de la Federación Agraria y diputado nacional electo por el Acuerdo Cívico y Social en Chaco, admitió que hubo excesos en los discursos del lunes. "Creo que es cierto que hubo discurso con tono subido, que a mí personalmente no me gustaron, pero tampoco hay que ir al otro extremo, que dice que somos golpistas", respondió.

"Nosotros queremos que la señora Presidenta termine su mandato y se vaya en 2011, no antes", apuntó. Al mismo tiempo, Orsolini manifestó la imperiosa necesidad de que el Gobierno escuche los reclamos del sector: "Queremos que empiece a solucionar problemas de los argentinos, no sólo del sector primario, la Argentina está paralizada y las provincias empiezan a sentir las consecuencias".

Por su parte, Néstor Roulet, vicepresidente de CRA, defendió el tono utilizado en la Rural. "Es simple, nuestro mandato viene de las bases, cuando uno habla lo hace en relación al mandato que dan las bases: se mostró el descontento del campo", confió.

"Se dijo la realidad de lo que está sufriendo el hombre de campo, que sé yo, indiscutiblemente uno tiene que transmitir la realidad productiva", sostuvo. Para el ruralista, "algo se está haciendo mal en este modelo, porque estamos produciendo menos y ese es el problema", apuntó. En torno a posibles anuncios para el campo que el Gobierno anunciaría antes del diálogo, decididos de manera unilateral, Roulet expresó que "mientras sea para solucionar problemas" serán bienvenidos.

Comentá la nota