El campo no va al Consejo Económico y Social.

Lo anticipó anoche el titular de Coninagro. "No hay margen político para ir", dijo.
Luego del frío encuentro de ayer con el campo, el Gobierno lanzaría la convocatoria al Consejo Económico y Social (CEyS). Altas fuentes oficiales confiaron a Clarín que "la Presidenta analiza los últimos detalles" y que el decreto estaría listo para ser firmado e incluye a la Mesa de Enlace.

"Hicimos una invitación formal para que integren el Consejo Económico y Social", dijo anoche en conferencia de prensa el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, tras el encuentro de casi tres horas.

Anoche, Carlos Garetto el titular de Coninagro (luego de la conferencia de prensa del campo) afirmó que "no hay margen político para formar parte del Consejo". Así pareció decir en voz alta lo que ya venía palpándose en el corazón de la Mesa de Enlace desde el día anterior al encuentro con Fernández y los ministros de Economía, Amado Boudou, y de Producción, Débora Giorgi.

-¿ Qué pasa si la Mesa de Enlace finalmente decide no sentarse en el Consejo?, preguntó este diario al jefe de Gabinete.

- Los voy a seguir convocando y si no vienen, los volveré a llamar porque mi trabajo es tirar para adelante.

La presidenta Kirchner anunció el 9 de julio pasado que convocaría a un Consejo Económico y Social. Enfatizó que incluiría a todos los sectores: Gobierno, sindicatos y empresarios.

El texto a punto de salir de la Rosada se basó en otro borrador que fue respaldado por la cúpula de la CGT, CTA y de entidades empresarias como la Unión Industrial, la Cámara de Comercio, la de la Construcción y los bancos nacionales de Adeba. Le dieron su aval en una reunión que se hizo en el Ministerio de Trabajo para hacer una puesta al día de lo que ya habían redactado en mayo pasado, cuando el Consejo se frenó por el adelantamiento de las elecciones.

El Grupo de los Siete, el frente empresario que engloba a la UIA, la CAC, la Bolsa, Adeba y la Construcción, venía advirtiéndole al Gobierno que sin el campo la mesa productiva no tendría sentido. Muchas de ellas ratificaron hace una semana el contenido que tendría el CEyS.

En medio de la tensión que sigue en la relación del Gobierno con el campo, la semana próxima el G-7 se reuniría. Esta vez sería para pedirle a los dirigentes ruralistas que se sienten a la mesa.

Comentá la nota