El campo no confía en los anuncios del Gobierno

La apertura de registros de exportaciones de trigo y maíz, junto con la devolución de retenciones en ambos cultivos para productores pequeños y medianos, fueron recibidos con escepticismo en nuestra región
La noticia que a simple golpe de vista parece ser una buena nueva para el campo, fue tomada con una alta dosis de escepticismo por los productores agropecuarios. El jueves por la noche y en cadena nacional, la presidenta Cristina Kirchner anunció la apertura de los registros de exportaciones de trigo y maíz, y la devolución de las retenciones sobre las futuras ventas de esos dos cereales para los pequeños y medianos productores.

"A mi entender es un anuncio más, para la tribuna, falta leer la letra chica. La desconfianza que tenemos es tan grande que hasta no ver en nuestras cuentas la devolución del dinero no podemos creerlo", dijo Mariano Astiz, presidente de la Sociedad Rural de Tres Arroyos, y resumió el pensamiento de una buena parte de los productores.

En primer término hay que aclarar que el anuncio de la apertura del registro de exportaciones ya lo había hecho el jefe de Gabinete Aníbal Fernández el 31 de julio, tras la reunión con la Mesa de Enlace. Y en segundo, al no tener las especificaciones de cómo se va a instrumentar la devolución de las retenciones y a quiénes les corresponderá la exención del derecho de exportación, se hace muy difícil tomar posición sobre lo dicho por la presidenta.

"No se sabe qué impacto puede llegar a tener en la zona porque no tenemos claro qué parámetros tomarán para considerar que tal o cual productor no tiene que pagar las retenciones", comentó Astiz. Y agregó: "Ya hemos comprado que el sistema de compensaciones no funciona bien, es lento y complicado. Y en este caso en particular me parece inviable porque es muy difícil determinar cuáles son los medianos productores".

Este último punto no parece algo sencillo de resolver, porque hay que ver qué se toma para segmentar a los productores. Sobre todo en esta zona, en la que las dos últimas campañas el clima afectó los rendimientos de los cultivos de fina y de gruesa.

En Gonzales Chaves

"Personalmente ya no creo en nada y esto entiendo que es más de lo mismo", indicó el productor agropecuario chavense Rubén Fernández, quien luego agregó: "Hemos vistos muchos anuncios de estos que son para la prensa y la gente que no conoce el tema del campo; creo que debemos ver primero si habrá saldo exportable y lo fundamental es observar cómo lo van a reglamentar, incluso hace falta que definan que son productores chicos y medianos, porque no se habló nada sobre cuantas toneladas quedan comprendidos en esa categoría".

Al respecto, dijo que "no vaya a ser que salgan con que son para los que tienen 20 ó 30 hectáreas; por ello habrá que poner mucha atención en lo que se denomina la letra chica en esta reglamentación".

Fernández planteó que "de todas formas la mayoría de los productores estamos tan descreídos que sabemos que son anuncios que ya se han hecho en otras oportunidades y no se han cumplido; no se sabe cómo se implementarán las compensaciones. Lo interesante sería que a los pequeños y medianos productores no les cobren directamente las retenciones, porque en esto de que te la van a devolver ya sabemos como es esa historia".

En San Cayetano

El presidente de la Sociedad Rural de San Cayetano, Sergio Alejandro Melgarejo, se manifestó contrario a las medidas anunciadas por la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, respecto de la eliminación de retenciones al trigo y al maíz para los pequeños y medianos productores agropecuarios, al afirmar que detrás de las compensaciones se arman focos de corrupción.

El dirigente ruralista manifestó que "para mí siguen siendo anuncios, que no sabemos cómo se van a implementar. En lo personal no estoy de acuerdo con este tipo de compensaciones porque considero que detrás de éstas cosas se arman focos de corrupción, como estamos viendo que ocurrió con un acopio que ni siquiera estaba habilitado, en una localidad muy cercana a nosotros".

Posteriormente, Melgarejo manifestó que "me pareció bárbaro que la Mesa de Enlace no se haya presentado a la convocatoria, porque hubiera sido sacarse la foto con una corte de obsecuentes que lleva el Gobierno en ese tipo de anuncios. Hay algo que me quedó muy claro, que lo dijo la presidenta, y es que habló con los exportadores, sin el consenso de los productores, que somos el primer eslabón de la cadena. Todo esto sigue sin convencer a nadie".

En Oriente

Germán Larsen es un productor agropecuario del distrito de Coronel Dorrego que se suma a las opiniones del sector. "La medida anunciada por la presidenta no es para nada seria, no atiende a la necesidad de un país que debería estar entre los primeros productores de alimentos del mundo", dijo el productor. Larsen opina que las palabras y conceptos presidenciales "no caen para nada simpáticas al sector que no piensa en relación de pequeños o medianos productores, sino que se enfrenta permanentemente a la incertidumbre de las reglas del juego".

De igual manera, Larsen sostuvo que la implementación de las medidas anunciadas constituye "otro engaño más porque seguramente habrá que llenar un sinfín de planillas que terminarán en nada".

Por tal motivo, el productor de Oriente subrayó que "este no es el país que queremos, no tenemos un proyecto al cual apostar y estas noticias son otra vez para la tribuna, los que indaguen un poco más sabrán que las medidas solamente pueden tener efecto a partir de 2010, pero entonces las reglas seguramente habrán cambiado otra vez".

Comentá la nota