El campo, más cerca de un nuevo paro

El campo, más cerca de un nuevo paro
Los ruralistas se fueron insatisfechos de la reunión de ayer en Agricultura; en las asambleas, los productores piden medidas de fuerza
El esperado encuentro de ayer entre el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, y la Comisión de Enlace del campo fue fugaz. En apenas 20 minutos, se limitó a la decisión del Gobierno de declarar la emergencia agropecuaria en el nivel nacional, los ruralistas no lograron discutir otros reclamos para el sector y el resultado fue contundente: lejos de arribar a un acuerdo, la dirigencia agropecuaria ahora está más cerca de tomar nuevas medidas de fuerza contra el Gobierno, entre las que se evalúa un paro.

El encuentro apenas alcanzó para que Cheppi abriera la reunión de la Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria, de la que participaron 40 personas entre funcionarios, técnicos y ruralistas, y para que los dirigentes del campo se fueran más enojados de lo que habían llegado. Por eso, los tiempos que maneja el agro para una nueva medida de fuerza podrían acelerarse, sobre todo para la Federación Agraria Argentina (FAA), que verá afectada una de sus principales fuentes de financiamiento al hacerse gratuita la entrega de las cartas de porte -un documento que comercializaba la entidad.

Hoy la FAA hará una asamblea en General Villegas, donde espera reunir un millar de productores. Esa imagen podría repetirse pasado mañana en Las Breñas, Chaco. Mañana, en Coronel Suárez, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) pedirá a la Comisión de Enlace que convoque a un nuevo cese de comercialización para el mes próximo. "Del petitorio que enviamos a la presidenta Cristina Kirchner, se cumplió la primera línea, quedan cuatro carillas", dijo, metafórico, el presidente de la FAA, Eduardo Buzzi. El campo sigue pidiendo la liberación de las exportaciones, la suspensión, o la baja de retenciones y subsidios directos a los productores afectados.

Ayer, en la sede de Agricultura, Buzzi quiso discutir ese listado de pendientes, pero Cheppi -nervioso- se negó. "No voy a hablar de otros temas", dijo varias veces el secretario. De allí se fue a dar una conferencia de prensa, de no más de 15 minutos, en la que defendió las medidas oficiales, pero no respondió si el Gobierno seguirá distribuyendo maíz y cheques entre algunos productores afectados por la sequía -como ya hizo en el sur bonaerense- o si se abrirán las exportaciones de granos y carne, actualmente restringidas. Luego, en reuniones individuales, el secretario habló con los enviados de las provincias sobre la situación en cada distrito.

Exposición técnica

Mientras Cheppi escuchaba el relato desolador de funcionarios provinciales que piden al Estado nacional que envíe recursos, los ruralistas -en otra sala- escuchaban una exposición técnica no menos desoladora del Servicio Meteorológico y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). La conclusión fue dura como la sequía: febrero será extremadamente seco y hasta abril no se normalizará el régimen de lluvias.

No fue la única mala noticia que recibieron los ruralistas. Allí también se enteraron de que la postergación del pago de los impuestos a las ganancias, ganancia mínima presunta y bienes personales incluirá una tasa de interés equivalente a la tasa cartera general del Banco Nación (que actualmente está en el 18,75%) bonificada en un 25%. "Hay una resolución de la AFIP de hace unos años que así lo prevé, pero lo vamos a estudiar", según explicaron en Agricultura. Si la tasa finalmente se aplica, el beneficio real de la declaración de emergencia se reduciría a la diferencia de tasa entre el punitorio por pago fuera de término y la de referencia del Nación.

Al salir de Agricultura, las caras largas dominaron entre los ruralistas. El presidente de Confederaciones Rurales Argentina (CRA), Mario Llambías, insistió en el pedido del campo de "liberar los mercados de carnes, leche y buscarles soluciones a muchas economías regionales que están en serias complicaciones". Su par de Coninagro, Carlos Garetto, advirtió: "No queremos que esto se transforme en un conflicto".

El mecanismo de decisión del sector rural está en marcha. Mañana, Carbap le pedirá a la Comisión de Enlace que convoque a un cese progresivo de la comercialización de granos. La medida de fuerza consistiría en parar un día la primera semana de protesta; dos, la segunda; tres, la tercera, y así sucesivamente hasta lograr una "reacción del Gobierno", dijeron en Carbap.

La Comisión de Enlace, que volverá a reunirse hoy, a las 10, no quiere apresurarse. La estrategia del sector es demorar hasta marzo las protestas porque creen que, para entonces, coincidirán múltiples reclamos gremiales.

Contra Moreno y Cheppi

* LA PLATA.- Productores agropecuarios del centro de la provincia de Buenos Aires proponen declarar "personas no gratas" a los secretarios de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y de Agricultura, Carlos Cheppi. El pedido fue elevado a la conducción de la Federación Agraria después de una asamblea realizada en Bragado con más de 600 productores de 20 partidos bonaerenses. Durante el encuentro se requirió, además, que el gobierno nacional declarara desastre agropecuario y emergencia laboral en todo el territorio afectado por la sequía, como complemento de la declaración de emergencia.

Comentá la nota