El campo calienta la pava para febrero o marzo

Biolcati, titular de la Sociedad Rural y un duro entre los duros, consideró que esos meses son la "mejor época" para retomar su incursión contra Néstor y Cristina Kirchner. "En un año político puede salir cualquier conejo de la galera", dijo.
El conflicto entre el campo y el Gobierno volvió a quedar al pie de una segunda guerra gaucha. Lo anticipó el entrerriano Alfredo De Angeli la semana pasada y lo confirmó el titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Luis Biolcati. La "mejor época" para que el agro retome la protesta es "en febrero o marzo" de 2009.

El dirigente acusó a la administración kirchnerista de "provocar" al sector "queriendo marcar los tiempos" con el objetivo de que salgan ahora mismo a las rutas, en caso de que no conceda los pedidos.

"Están provocando a la gente para establecer los tiempos, para salir ahora que quizás no esté todo maduro, para nosotros el ideal sería que todo cambie. Si todo eso no lo hubiere, me parece que febrero o marzo es mejor época que ahora, y me da la impresión que al Gobierno también le parece, por eso nos provoca a salir ahora", indicó.

En declaraciones radiales, Biolcati analizó que después de cuatro meses de guerra gaucha "el campo pegó fuerte manifestando sobre las rutas, que no es lo mismo que el corte, que hoy se demoniza y se intenta hacer ver como que va a volver".

"Eso sucedió solo al final y no provocado por el campo sino por el gremio de camioneros. Nosotros nunca esperamos apoyo de la gente por los cortes de ruta y nunca hicimos cortes totales. La gente no apoyaba tampoco los cortes parciales. El recuerdo que queda es como que ocupábamos las rutas, y no es así", expresó.

El sucesor de Luciano Miguens consideró que en el interior del país hay una "masa crítica" del Gobierno en la misma proporción que "existía en marzo de este año que termina". "En el interior hoy no se venden ni cochecitos para bebé", ilustró.

MENOS FUERZA. Biolcati admitió sin embargo que "hoy no se pueden juntar 300 mil personas en un acto", como el realizado en el Monumento a la Bandera de Rosario el 25 de mayo pasado. No obstante, no se resignó a que el Gobierno conceda alguna demanda porque "en un año político puede salir cualquier conejo de la galera".

Comentá la nota