El campo busca una solución de fondo para el problema de la sequía.

Dirigentes del campo correntino tienen previsto solicitar al Gobierno créditos blandos que permitan paliar el fenómeno de la sequía, que ya lleva cuatro años ocasionando pérdidas en la provincia. Concretamente, pedirán créditos a tasa blanda para dotarse de infraestructura que pueda paliar la falta de lluvias en sus campos.
Mientras aguardan la asignación de nuevos fondos de Nación para paliar la histórica sequía que afecta a Corrientes, los dirigentes de todos los sectores de la producción preparan una serie de pedidos al Gobierno provincial para hacer frente a este fenómeno climático que se ha hecho una constante en los últimos cuatro años. En los próximos días podrían realizarse reuniones entre funcionarios provinciales y hombres del campo, donde solicitarían, principalmente, líneas de créditos a tasa blanda para la instalación de perforaciones, aguadas, sistemas de riego, y demás métodos alternativos para paliar la constante falta de lluvias.

Productores y funcionarios se vieron las caras el pasado miércoles, durante la reunión de la Comisión de Emergencia Provincial en la cual se decidió solicitar la emergencia agropecuaria al Gobernador a raíz de las millonarias pérdidas ocasionadas por la sequía. Luego del encuentro, dirigentes de todos los sectores del campo solicitaron a funcionarios de los Ministerios de Hacienda y de Producción, delinear una solución de fondo al problema de la sequía.

Es que este fenómeno climático se mantiene desde hace cuatro años y ha provocado pérdidas millonarias al campo correntino, además de obligar en reiteradas ocasiones declarar emergencias agropecuarias a los Gobiernos de turno. Según datos recogidos por técnicos del Ministerio de la Producción, en algunos departamentos el déficit hídrico alcanza a la mitad del promedio de lluvias que se registraban años atrás. Este efecto continuo de la naturaleza, sumado a la constante incertidumbre que atraviesan los productores por la incógnita de no saber si va a llover en sus campos, derivó en este pedido para buscar soluciones de fondo.

En este aspecto, el presidente de la Sociedad Rural de Corrientes, José Alberto Meabe, adelantó que en los próximos días se reunirán con funcionarios de Producción y Hacienda para delinear la posibilidad de lanzar una línea de créditos a tasa subsidiada o de cero interés, para la compra de infraestructura que ayude a paliar la falta de lluvias. Se trata de aguadas, perforaciones, sistemas de riego, molinos, entre otros, necesarios para la producción en los campos de Corrientes, últimamente castigados por este temible fenómeno para la producción, que necesita imperiosamente que comience a llover, antes de que las pérdidas se acentúen.

Pérdidas

El jueves, el gobernador, Arturo Colombi, había decretado la emergencia agropecuaria para todo el territorio provincial. Este decreto prorroga el pago de impuestos provinciales y vencimientos crediticios del Banco de Corrientes. No obstante, los productores se encuentran a la espera de los fondos que pueda aportar el Gobierno nacional para hacer frente a la sequía que afecta a varias provincias.

En este sentido, el próximo martes se reunirá la Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria, en donde los referentes gubernamentales presentarán los daños y pérdidas ocasionadas por la falta de lluvias. De allí se determinará el monto que aportará la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (Sagpya) para las provincias. Cabe recordar, que el año pasado se enviaron $34 millones para productores de once departamentos que se encontraban en emergencia por sequía. No obstante, en esta oportunidad están afectados los campos de toda la provincia, por lo cual la cifra podría incrementarse.

Comentá la nota