El campo aportó $ 209.000 a la UCR

El sector sostuvo el 40% del gasto radical en la pasada campaña.
El productor agropecuario Juan Casañas obtuvo una banca para la Cámara de Diputados por el Acuerdo Cívico y Social. Su postulación estuvo sostenida con un importante aporte económico de empresarios y de empresas vinculadas al agro, que contribuyeron con más de $ 209.000 para la actividad proselitista de su frente.

El monto representa el 52% de todas las donaciones privadas (en total fueron $ 401.000) que recibió la alianza encabezada por el radicalismo y les permitió afrontar el 40,2% de todos los gastos de campaña (casi $ 519.500). Esto se desprende del informe de gastos que remitió la coalición a la Justicia Electoral Nacional.

La futura presencia en el Congreso de la Nación de un grupo de diputados de extracción rural no debe implicar la conformación de un "bloque verde" en la Cámara Baja, como funciona en Brasil. Así lo señaló el titular de la Sociedad Rural de Tucumán (SRT), José Manuel Avellaneda, quien destacó que lo importante es que los nuevos parlamentarios representen a todos los sectores de la sociedad.

"Entendimos que debíamos ser más partícipes de la vida democrática y de la política, y tener nuestros voceros. Ellos llegan desde distintos partidos que coinciden en trabajar juntos. No creo que sea necesario que hagan un bloque separado, sino que el objetivo fue y sigue siendo llevar al Congreso a gente que conozca del campo, pero en nombre de toda la sociedad", afirmó Avellaneda, quien entregó $ 21.000 de su bolsillo para la campaña de Casañas.

Nuevo ministerio

El directivo se pronunció favorablemente respecto de la creación del Ministerio de Agricultura de la Nación, pero manifestó reservas sobre su utilidad por la subsistencia en cargos clave de dirigentes confrontativos y por la multiplicación y superposición de áreas que tratan sobre la misma materia. En especial, criticó la continuidad del secretario de Comercio, Guillermo Moreno, y del titular de la AFIP, Ricardo Etchegaray.

"Un Ministerio nos pone en una situación mejor a lo que estaba antes, pero nos quedan dudas porque no cambian demasiadas cosas. No se ve la existencia de una voluntad de cambio respecto de la política agropecuaria. Hay que ver quiénes trabajarán efectivamente en los problemas existentes, si entienden la situación y pueden gestionar respuestas, porque estamos mal con pérdida de producción", dijo.

Avellaneda lamentó también que haya anuncios en Tucumán que no se hayan efectivizado. "Desde hace 90 días no tenemos pizarra para fijar precio del maíz, lo mismo que con el trigo. Están desorientados y no conocen nuestras dificultades", concluyó el dirigente ruralista.

Comentá la nota