El campo aguarda expectante la implementación de medidas de fuerza.

Los productores autoconvocados se reunieron ayer para analizar lo expuesto en la Segunda Convención Nacional. En los próximos días comenzarán las movilizaciones. Se espera una reunión de la mesa de enlace en la que se decidirán los pasos a seguir.

Ayer por la noche los productores autoconvocados de Pergamino concretaron su reunión semanal en el Club Alsina Mitre. Allí los ruralistas se congregaron para analizar los puntos y cuestiones que fueron establecidos en la Segunda Convención Nacional de Productores Autoconvocados que se realizó esta semana en la ciudad de Santa Fe.

Representantes locales de las entidades rurales y alrededor de cincuenta productores participaron de la reunión y escucharon atentamente el informe que presentó Antonia Caldentey.

La reunión fue netamente informativa. En la noche del jueves se explicaron los puntos que se trataron y que luego fueron plasmados en el comunicado que se entregó a la mesa de enlace para que analice en la asamblea que mantendrán los dirigentes de las entidades la próxima semana.

Como se informara en ediciones anteriores las conclusiones a las que se arribaron fueron: cero retenciones en las comercializaciones que se efectúen y la liberación de las exportaciones en todos los rubros (cereales, leche y carne). También se analizó la posibilidad de llevar adelante un plan de acción en las próximas semanas y un paro general a partir del 11 de marzo, fecha simbólica para los productores. El apostamiento a la vera de las rutas será una de las medidas que se implementarán hasta que el Gobierno ofrezca señales de diálogo.

Federación Agraria

Durante la asamblea Federación Agraria Argentina, representada por Hugo Michetti, expuso cuáles serán las propuestas que se presentarán a la mesa de enlace. Desde la FAA se plantea un cese de comercialización de granos, medida que se extenderá desde el 15 hasta el 20 de este mes; la concreción de una reunión multisectorial en donde participen todos los rubros afectados; y un encuentro de los productores en la tradicional Fiesta del Maíz a realizarse en la localidad de Leones el 20 de febrero.

Con relación a las retenciones la Federación Agraria ya habían expuesto un proyecto para que no se cobren hasta las 600 toneladas, a partir de allí comenzarían a incrementarse de manera escalonada.

Si bien la información que se ofreció en la reunión está resuelta muchos productores de la zona manifestaron su disconformidad con la situación que atraviesan, motivo por el cual propusieron salir a la ruta en el corto plazo. En líneas generales todos coinciden en que hay que volver a las carreteras. “Esto todavía no está establecido porque eso lo define la mesa de enlace en la asamblea que mantendrán la semana que viene”, comentó María Ratto, productora autoconvocada.

Panorama poco alentador

El 2008 fue un año conflictivo para el campo y, de acuerdo con lo manifestado por los representantes del sector, para el 2009 no se avistan cambios significativos. Por esta razón los reclamos de los ruralistas están orientados a que el Gobierno nacional concrete un cambio en la política agropecuaria.

La bronca y la indignación por las últimas medidas anunciadas por el Ejecutivo hacen que los ruralistas manifiesten su preocupación y aguarden firmes las resoluciones de la mesa de enlace. “La firmeza que se ve en los productores es impresionante. Esto lo hemos advertido en las diversas reuniones a las que acudimos en estos últimos meses. En cada asamblea se presentaban no sólo los ruralistas sino también los referentes de distintos sectores que están afectados por la situación del campo”, comentó Ratto.

Reuniones multisectoriales

Una de las medidas que más preponderancia tienen es la organización de reuniones con los sectores productivos de la sociedad (comercio, industria, transportistas, etcétera). En este sentido la productora comentó: “Yo creo que todos los rubros están disconformes pero aún están tibios. No veo decisión y fortaleza en los otros sectores. Nuestra lucha no va a ser explosiva de un día para otro sino que se va a ir dando progresivamente. Como dice Buzzi ‘estamos calentando los motores’”.

De acuerdo con lo expuesto por la entrevistada en el ámbito local Hugo Michetti es el encargado de establecer contacto con los representantes de los demás rubros para analizar una posible medida de fuerza generalizada. “Se está tratando de generar una movilización general con apoyo de la gente porque la situación del campo está afectando directa e indirectamente a todos. Los ruralistas tienen mucha bronca porque el Ejecutivo anuncia la moratoria por el tema de la sequía y esto es un tema que ya está plasmado en la Ley de Emergencia agropecuaria. Dicen que el sector del agro es privilegiado cuando en realidad no se están dando beneficios”, explicó la ruralista.

Situación desesperante

La situación es desesperante también para los transportistas de cereales quienes estipulan que se realizarán nueve mil viajes menos.

El panorama en la zona de influencia de Pergamino es difícil pero es ampliamente superado por otras localidades que, a causa de la sequía, han perdido la totalidad de la cosecha.

En muchos casos los pequeños productores han decidido no sembrar porque la ejecución del trabajo deviene en pérdida de rentabilidad, razón por la cual han decidido alquilar el lote que poseen o, lo que es peor, venderlo y dedicarse a realizar otro tipo de actividad. “El trabajo del productor agropecuario viene de generaciones antepasadas. El lema de FAA es ‘la tierra es para que la trabajen los agricultores para lograr el desarrollo de los pueblos del interior’. El país no se termina en avenida General Paz como piensa la presidenta, hay un país que se desarrolla y es potencial en varias localidades. Esto se está perdiendo porque el Gobierno con las medidas que ha impulsado desde el año pasado está exterminando al pequeño y mediano productor. Nosotros no tenemos por qué cambiar nuestra labor que nos ha sido asignada”, reveló Ratto.

Comentá la nota