El campo abandona el diálogo con el Gobierno por falta de soluciones

Con nulos avances en la negociación con Agricultura, el agro pegó el portazo y analiza protestas. Domínguez manifestó su voluntad de seguir intentando el diálogo
La cuarta reunión técnica entre el Ministerio de Agricultura y referentes de las entidades del campo terminó mal. Es que los ruralistas se fueron como habían llegado: con pronósticos compartidos, promesas de evaluar salidas pero sin medidas concretas que permitan aplacar los ánimos de los productores.

Por eso, y tras haber advertido el martes que los tiempos institucionales se agotaban, dejaron en claro que no volverán a sentarse con los funcionarios nacionales hasta que haya respuesta satisfactoria a los tres reclamos presentados: emergencia agropecuaria (la promesa es que la reglamentación sería publicada la semana próxima), comercialización y deudores del Banco Nación.

No obstante la decisión de los líderes rurales, el Ministerio ratificó su predisposición a mantener "abiertos todos los canales de diálogo" con las entidades. "Esto nos permitirá lograr los puntos de encuentro para cada uno de los temas planteados en la agenda", consideró el vicepresidente del Inta, Luis Basterra.

"No tiene sentido volvernos a reunir, como quieren en el Ministerio la semana próxima, si no hay concretamente nada", explicó Omar Barchetta, vicepresidente de la Federación Agraria (FAA).

Expuso que, en los encuentros, la mesa de enlace reclamó la derogación de las restricciones a las exportaciones ganaderas, cerealeras y tamberas que impuso la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca). Sin embargo, indicaron, desde la cartera que dirige Julián Domínguez les dijeron que "es imposible eliminarlos". "Reconocen que es un problema pero no plantearon cómo solucionarlo", relató Barchetta, quien dijo que tampoco hubo respuestas al reclamo rural por transparentar los mercados.

Ante la nueva dilación en las negociaciones, a las que el presidente de Sociedad Rural (SRA), Hugo Biolcati, definió como "franela", los ruralistas consideraron que aguardarán unos días más a la espera de que aparezcan las soluciones esperadas, aunque admitieron que no tienen expectativas de que eso ocurra.

Por eso, concentrarán sus fuerzas en lograr que la recepción en Luján a ruralistas que peregrinan, desde el pasado miércoles 21 desde General Villegas, se constituya en un acto multitudinario y multisectorial, con presencia de políticos, autoridades de la Iglesia, trabajadores rurales, dirigentes y productores rurales.

Comentá la nota