Campillo: Los fondos están "para cuando hay un problema"

En su primera aparición pública tras las elecciones del 28 de junio, el ministro de Economía, Juan Manuel Campillo, se presentó en el programa "La Parada" para hablar de diferentes cuestiones que hacen a la actualidad de su ministerio dentro de la gestión provincial.
Entre ellas, habló de los fondos extra presupuestarios que posee el Gobierno provincial y dijo que "tienen un carácter cíclico y están para estas ocasiones. Están para cuando hay un problema, pertenecen a toda Santa Cruz y se han invertido para cosas productivas y también se los han utilizado para un destino que está especificado en la Ley Provincial Nº 2790. Hasta ahora, no hemos recibido ni una sola observación ni legal, ni numérica del Tribunal de Cuentas ni de nadie."

En la previa de las elecciones legislativas, la UCR denunció que el Gobierno había gastado el año pasado cerca de 200 millones de dólares de los fondos que están depositados en el Banco Nación.

Sobre eso, Campillo expresó: "Obviamente que estamos en democracia y todo el mundo puede opinar y decir su parecer, pero yo, en la responsabilidad que me cabe, digo que nos hemos manejado dentro de la manga legal y hemos ejecutado lo que debíamos ejecutar. Todos los gastos que se ejecutan están en la ejecución presupuestaria, porque es imposible no poner alguno y se informó al Tribunal de Cuentas."

El ministro evitó informar que hay reducciones en el monto final de los fondos y sólo advirtió que "hay aplicaciones cíclicas y contra cíclicas. Es decir, entradas y salidas, como es en toda contabilidad y en todas las finanzas del mundo."

La rendición

Campillo también dijo que no tienen nada que esconder en cuanto la rendición de este año, que se envió al Tribunal de Cuentas.

"Desde 2003 que me toca esta responsabilidad legal y ningún año llegamos tarde al Tribunal d Cuentas, siempre rindiendo en tiempo y forma. No hemos tenido ni una sola observación que no pudiéramos contestar", aseguró.

De todas formas, dijo que lo que no puede hacer, es faltarle el respeto al Tribunal de Cuentas y hablar antes de que ellos se expidan.

"Cada uno tiene sus tiempos legales y yo hablé en mi tiempo legal. Hablé y escribí el 30 de abril, cuando cerramos el informe y lo enviamos al Tribunal de Cuentas", tiró. (TiempoSur-Digital)

Comentá la nota