Campañas La empresa Azcoitía cerró sus proyectos ambientales

Con el Instituto San Juan Bautista se llevó a cabo la Campaña de recolección de guías telefónicas en desuso. El Instituto Privado Laura Vicuña, llevó a cabo el Proyecto Basura Electrónica. Actualmente está realizando una campaña de entrega de bolsas de residuos para automotores a lavaderos, estaciones de servicio, concesionarias.
La empresa Roberto J. Azcoitía, en cumplimiento de su programa de Acción con la Comunidad, ha cerrado los proyectos ambientales con establecimientos educativos locales.

Con el Instituto San Juan Bautista se realizó la Campaña de recolección de guías telefónicas en desuso.

El 7 de diciembre se hizo entrega del diploma correspondiente al proyecto citado, dando por misión cumplida a la Campaña Cuidemos nuestra Planeta a los alumnos de los cursos iniciales 1º A, B y C.

La actividad fue coordinada por la directora Lic. Viviana Morelli de Bolck y las docentes Betina Civetta, Marianela Levatto y Sandra Sacconi.

Se eligieron las guías porque es un material que los niños podían manipular sin riesgo para su salud.

Actualmente, las guías recolectadas se encuentran en el ENTRE.

Basura Electrónica

Por su parte, el Instituto Privado Laura Vicuña llevó a cabo el Proyecto Basura Electrónica, consistente en la recolección de computadores, equipos electrónicos, celulares.

El pasado 9 de diciembre se firmó un acuerdo de colaboración por el cual la empresa Azcoitía asesorará y brindará apoyo logístico para el cumplimiento del proyecto.

Firmaron el convenio por parte del Instituto, Valeria Vecchi y el ingeniero Juan Carlos Gasparini, en representación de la empresa.

Asistieron al acto las alumnas a cargo del proyecto, Julieta Vergara, Micaela Farías, Antonela Ritacco y Ana Laura Casco, como así también la docente a cargo del proyecto, Ana Liberatore.

Los fundamentos del Proyecto Basura Electrónica son los siguientes:

¿Qué es la basura electrónica? Los avances tecnológicos nos atraen por sus múltiples servicios o los formatos portátiles y prácticos, pero al mismo tiempo seguir el último modelo de celular, PC o agenda electrónica provoca un problema de enormes dimensiones.

El volumen de la basura está aumentando notablemente en los países en vías de desarrollo por la urbanización, el crecimiento de la población y el consumismo, y por la falta de tratamiento adecuado, los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, representan un gran volumen de desecho en nuestra ciudad.

Estos productos como restos de calculadoras, televisores, computadoras, controles remotos, celulares, etc., tienen una vida útil limitada.

Cuando desechamos directamente en un basurero estas sustancias, ponemos en serio riesgo nuestro medio ambiente dado que no se descargan sobre la tierra y avanzan hacia napas subterráneas, agrediendo también a las posibles corrientes de agua, el suelo en el que construimos o en el que sembramos o en el que criamos animales.

¿Sabías que la basura electrónica contiene niveles de sustancias altamente tóxicas como plomo, cromo, mercurio, cobalto, entre otros?

Bolsas

Por otro lado, la empresa Azcoitía está realizando actualmente una campaña de entrega de bolsas de residuos para automotores.

Estas bolsas se están entregando sin cargo a 15 lugares estratégicos (lavaderos, estaciones de servicio, concesionarias).

También se están entregando a las grandes empresas en los sectores de recursos humanos, para que las distribuyan a su personal.

Azcoitía estima entregar unas 10.000 bolsitas en el marco de esta campaña de cuidado del medio ambiente.

Según explicó el ingeniero Gerardo Di Giácomo, esta campaña "representa el compromiso de la empresa Azcoitía respecto del cuidado del medio ambiente".-

Comentá la nota