Las campañas electorales entran en tiempo de descuento.

En la última semana, todos los partidos saldrán a reforzar su presencia en la calle. Algunos ya planean actos de cierre. Boletas y fiscales, las principales preocupaciones.
A ocho días de las elecciones legislativas, con la cuenta regresiva en marcha, los partidos que buscan un lugar en el mapa político local se preparan para reforzar sus campañas.

Aunque la mayoría coincide que a esta altura la suerte está echada y que es más bien poco lo que podrá moverse el resultado, en los días sucesivos todos saldrán a la calle a reforzar la convicción de los que ya tienen su voto decidido y, en todo caso, a captar la voluntad de los últimos indecisos que todavía pueblan las encuestas.

Algunos preparan cierres de campaña para el último día en que la ley electoral permite los actos proselitistas, el jueves próximo; otros se concentran en la presencia en los barrios; algunos más abren locales. Y todos, sin excepción, repasan sus mecanismos de fiscalización para llegar al domingo 28 con la logística aceitada.

El oficialismo transitará los últimos días antes de las elecciones con la misma estrategia que vino desarrollando durante toda la campaña: presencia en las localidades con actos en los que la gestión eclipsa a la política.

Por eso es que el intendente Humberto Zúccaro es la figura que más aparece en los actos del Frente para la Victoria a pesar de no ser candidato. De hecho su esposa, María del Carmen Rodríguez de Zúccaro, cabeza de la lista de candidatos del oficialismo, no concede entrevistas a la prensa.

Hoy, siempre y cuando no llueva, Zúccaro encabezará el acto por el Día de la Bandera en Manuel Alberti. Allí, inaugurará un nuevo cajero automático y presentará las obras de remodelación de la plaza de la localidad.

El martes está prevista una reunión política en Villa Rosa y el miércoles la presentación de un libro sobre los 100 años de Del Viso. No hay cierres de campaña programados, pero en el comando Z no pierden la esperanza de llegar a tiempo con una inauguración clave: el destacamento policial que el Municipio construyó en la triple frontera entre Derqui, José C. Paz y Moreno. El acto supliría el faltazo del ministro de Educación bonaerense, Mario Oporto, quien ayer debía inaugurar dos escuelas en Pilar pero suspendió la visita a último momento.

Ganar la calle

Esta noche, la lista local de la UCR -una de las dos que lleva al Acuerdo Cívico de Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín al tope- lanzará su última semana con un acto en Del Viso. Será a las 20.30, en un centro de jubilados de esa localidad.

Mientras tanto, los dirigentes del partido analizan cuál será la actividad para el cierre de campaña, el próximo jueves. El tercer candidato de la lista, Gabriel Lagomarsino, adelantó que las opciones son una caravana, una volanteada o una caminata por el centro de las localidades.

La concejal Marcela Campagnoli, de la Coalición Cívica -también con Stolbizer y Alfonsín- apuesta a la presencia en los barrios con la misma estrategia que hasta ahora: un carro de publicidad y promotoras que reparten volantes. A eso se le suma las boletas de la fuerza y una carta de presentación del primer candidato, Juan Arenaza.

De acuerdo a las previsiones de Campagnoli, el partido no realizará un acto central para cerrar la campaña, aunque sí piensan reforzar todo lo posible su presencia callejera hasta el último momento permitido. "A lo mejor, el jueves nos quedamos toda la noche en la calle", exageró la concejal.

Unión-Pro tiene, como desde el principio, su propio escenario particular para el cierre de una campaña que, extrañamente, no tiene como protagonista a la primera candidata a concejal, Noemí Barrio, sino al sexto, Gustavo Trindade.

Es el folclorista el que anuncia para la última semana una campaña de "saturación" del distrito con las boletas de su partido, una actividad que promociona como "el boletazo".

Hasta el momento, sin embargo, la parte de la dirigencia que está en campaña no anunció si habrá o no acto de cierre. La mayor ocupación de la última semana será similar a la del resto de los partidos de la oposición: la fiscalización de los comicios. Aunque en el caso de los denarvaístas, las desconfianzas mutuas tornan la tarea todavía más compleja.

El Nuevo Encuentro, que postula a Martín Sabatella como candidato a diputado nacional y al docente Miguel Gamboa como concejal de Pilar apuesta a cerrar su campaña esta semana con la visita de su principal candidato.

Ayer, Gamboa esperaba la confirmación por parte de los asistentes de Sabatella acerca del día y la hora de su llegada a Pilar para la realización de un acto de campaña.

Mientras tanto, el trabajo pasa por las recorridas barriales para repartir boletas y los volantes con las 10 propuestas de campaña que elaboró el partido.

El pattismo, por su parte, tiene sus problemas particulares. Luego que la Cámara Electoral prohibiera la candidatura de Luis Patti, ése pasó a ser el tema central del Paufe que, por otro lado, ya tenía impresas y repartidas las boletas con el nombre del malogrado candidato al tope (ver página 2).

De todos modos, desde el partido anunciaron que seguirán con la campaña mientras aguardan una resolución de la Corte Suprema, órgano al que recorrieron ayer los apoderados del Paufe.

Problemas para el PO

El PO no tuvo un buen cierre de listas. Primero, debió primer cambiar su tradicional nombre de Partido Obrero al de Política Obrera. Fue tras perder la personería por el bajo nivel de votantes en el 2007. Ahora, además, deberá llevar la boleta local, que encabeza Carlos Cornejo, separada de la del candidato a diputado Nacional, Néstor Pitrola por orden de la Junta Electoral.

Comentá la nota