Campañas de conciencia para erradicar las bolsas de plástico.

El cuidado del medio ambiente se transformó en una política no sólo de los gobiernos sino de las grandes compañías. San Luis ya muestra sus adelantos en el tema. Los lectores de El Diario están de acuerdo con el proyecto de ley que busca prohibir la entrega de las bolsas en los supermercados y comercios de la provincia.
El cuidado del medio ambiente ya es una política que no sólo impulsan los gobiernos en todo el mundo, sino las grandes cadenas de supermercados. En los últimos meses, las campañas de concientización llegaron a San Luis, pero también las acciones: en Villa Mercedes ya está en vigencia una ordenanza que prohíbe la entrega de bolsas plásticas en los comercios y recientemente se presentó en la Legislatura un proyecto de ley que tiene el mismo sentido pero que abarcará todo el ámbito provincial.

En los supermercados más grandes de San Luis, las campañas de concientización sobre la reducción de las bolsas de plástico planteó un problema que se habla en todo el mundo: la contaminación que produce el material de polietileno en el medio ambiente. Embarcados en ese sentido las compañías ya ofrecen una alternativa a los clientes basados en una recomendación muy simple que persigue un solo objetivo: que cada comprador lleve su bolsa.

"Lo que nosotros buscamos es concientizar al cliente para disminuir el uso de las bolsas de plástico. Queremos que cada cliente traiga su bolsa", explicó el gerente comercial de de Super Vea, en la ciudad de San Luis, Néstor Martín. La cadena empresarial (que abarca además Jumbo y Disco) lanzó una fuerte campaña publicitaria que tiene una gran presencia en la televisión y vistió los salones con carteles informativos. "Basta. Las bolsas están destruyendo el Planta. Disminuyamos su uso. Trae tu bolsa", son los títulos de un gran afiche que muestra el amontonamiento de bolsas en el cordón de una calle. La campaña está fundamentada con datos precisión e interesantes: un boleto de colectivo tarda de 3 a 4 meses en degradarse, la goma de mascar 5 años, una lata de gaseosa 10 años y una bolsa de plástico más de 150 años.

Comentá la nota