Campaña por el voto anulado

- ¿Qué va a hacer el 28 de junio, en las elecciones legislativas? -le preguntaron a Juan Carlos Alderete.
- Nuestra posición es la de participar en la elección a nuestra manera, y es anulando el voto. Estoy haciendo campaña por eso, para que se ponga lo que llamo un voto programático, con todas las reivindicaciones que hacemos y a las que el Gobierno no les ha dado solución. No es verdad que el voto en blanco o anulado favorezca a los partidos más grandes, en todo caso cuando hacen la proyección se reparte entre los distintos partidos, grandes, medianos y chicos...

- ¿Ha seguido en contacto con Luis D’Elía?

- Con D’Elía hemos confluido, estuvimos juntos, pero yo no he cambiado para nada. Yo he estado en la Casa Rosada con los distintos gobiernos, pero no me quedé y D’Elía se quedó a vivir. Tenemos diferencias muy grandes respecto del momento político y del futuro. El sabe bien porque hemos sido muy amigos que cuando era presidente Kirchner me había ofrecido cargos importantes, incluso como viceministro. No hubo una intencionalidad política para resolver la indigencia y la pobreza. Siempre hablan de la redistribución de la riqueza pero va a parar a muy pocos y el pueblo soporta dificultades en la salud, en la educación y en la producción.

- ¿Qué otras actividades desarrolla la Corriente Clasista y Combativa?

- Apoyamos distintas actividades, dirigimos algunos sindicatos estatales, docentes, privados. Tenemos una concepción de la organización de desocupados que debe ser transitoria, no estructural sino coyuntural. Seguimos apostando a eso pero nos damos cuenta de que con este modelo no se avizora un futuro, sino una situación negra. Yo no quiero seguir esperando, porque mis hijos también merecen una perspectiva. Yo no quiero que ellos atraviesen lo que yo atravesé en los últimos años. Soy un obrero industrial calificado y con la edad que tengo no puedo entrar a la producción por más que se generen puestos de trabajo. Pero espero que mis hijos aprendan un oficio, o terminen la universidad...

Comentá la nota