"Por lo que veo en campaña, hoy no votaría a ninguno"

El ex presidente y titular del PJ nacional, Néstor Kirchner, analiza, cada vez con más fuerza, la posibilidad de encabezar la lista de candidatos a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires en las elecciones legislativas de octubre.

Se especula con que Sergio Massa, José Scioli y Santiago Montoya, también integren la nómina del oficialismo. Es que, ante el nuevo escenario de alianzas electorales, el patagónico busca que figuras con buena imagen traccionen votos para sí.

-¿Será candidato a diputado por Buenos Aires?

-Yo solo sé de las versiones porque lo dice la prensa. No hablé con nadie.

-¿No se habla entre sus pares, en el ámbito de gobierno?

-Hay bromas. Somos un área del estado atípica. Tenemos poco tiempo para perder con tertulias. Cobrar impuestos en un contexto de esta naturaleza no es un trabajo descansado. Las gasas que haya en los hospitales, los litros de combustible en los patrulleros y las tizas de las escuelas dependen de que nosotros cobremos mejor o peor los impuestos. Así que mucho tiempo para la especulación política no tenemos.

-Si se lo proponen formalmente, ¿aceptaría?

-No estoy de acuerdo con que el móvil de una oposición sea "unámonos en contra de".

Me parece un mensaje negativo. Nadie hace un país echando a otro tipo. Yo les voy a preguntar a ustedes -porque también fui periodista y tengo el carnet- cuál es la propuesta de cualquier oposición en la Argentina.

-El entrevistado es usted…

-La oposición no presentó hasta el momento ninguna propuesta que no sea echar al gobierno. Yo, a los únicos que quiero echar son a los ingleses de las Malvinas. Ahora vamos al oficialismo. ¿Cuál es la propuesta del oficialismo? Me agradaría que incluya algunos implementos del país en el que yo quiero vivir. Porque soy un funcionario, pero el sueldo que cobro es cobrando impuestos y creyendo que con eso se sostiene el estado provincial. Eso no incluye ser candidato. Para ser candidato tengo, además, que estar convencido con lo que se está planteando. Para que yo esté contento se deberían incluir algunos elementos del país donde quiero que mi hijo viva.

-¿Usted que propone, entonces?

-Tenemos que sacar una foto que diga que en un tiempo determinado vamos a cambiar el país, vamos a cambiar el régimen federal y todas las cuestiones básicas de la independencia. Si Estados Unidos pudo mandar un hombre a la luna y traerlo de regreso en siete años, ¿por qué nosotros no podemos modificar el régimen de distribución de recursos fiscales? Más acuerdo básicos en tres o cuatro cuestiones que hagan a la gobernabilidad: políticas de inversión, recursos estratégicos, medio ambiente. La pregunta es ¿Qué tipo de propuesta o plan yo debería apoyar? Porque yo estoy apoyando a la gobernabilidad argentina y el gobierno a través del trabajo en una institución pública. Ahora, si se trata de ser candidato, ¿cuál es el plan oficial, cual es la oferta, cuál la propuesta? ¿Cómo es posible que digan que voy a formar parte de una cosa si ni siquiera se lo que proponen?

-¿Y si no presentan ningún plan pero Kirchner lo convoca como candidato?

-Lo que pasa es que siempre hay un plan, aunque implícito.

-Bueno, ¿en ese caso?

-Pero ¿para hacer qué?

-Diputado nacional.

-¿Pero yo qué voy a hacer como diputado nacional para que mi hijo viva en un país justo? Si quieren que participe, necesito estar de acuerdo con lo que voy a apoyar. Por lo menos, con las cosas básicas. Necesito sentir que los pibes que vienen ahora van a vivir en un país mejor dentro de 15 o 20 años, que me expliquen los que me propongan como candidato por qué motivo piensan que si yo participo nuestros pibes van a vivir en un país mejor.

Su visión de los K

-Tras dos gestiones K, ¿Le gusta el resultado, le gusta este gobierno, lo conforma?

-A mi me gustaba lo que ella (Cristina Fernández) dijo aquí en La Plata, en el Teatro Argentino, que iba a hacer.

-¿Hizo algo de eso?

-Creo que ha pasado un año y todavía no lo hizo. Ojo. Faltan tres años. No es cuestión de que lo haga mañana. Todavía tiene tres años. Es decir, nada impide que mañana a la mañana se produzca una hecatombe y haga todo. Si esto pasa, es probable que yo pida que me dejen ser candidato.

-¿Si tuviera que votar hoy, tal cual están planteadas las cosas, sabría a quien votar o tiene dudas?

-Creo que llegaría con muchos problemas al día de la elección. El problema es que yo no puedo participar en una campaña negativa. Con las cosas negativas no se pueden construir cosas positivas. Por lo que veo en la campaña, hoy no votaría a ninguno. En medio de la crisis muchos criticaron a Scioli, le dijeron que estaba demasiado alineado con el gobierno nacional y que perdería imagen positiva. Dio una gran lección a todos cuando dijo que cada vez que la provincia fue en contra de los intereses del gobierno nacional, hubo crisis institucional. El decía que teníamos que proteger la gobernabilidad. Scioli dio una muestra de seriedad en el tema. Siguiendo esa lógica, en el momento de llegar a una elección tenemos que recordar que hay una crisis, que tendríamos que pedir al gobierno nacional que seleccione a los mejores para gobernar y que -de todas maneras- uno no puede votar una propuesta negativa.

-Si Kirchner lo convocara y usted prefiriera quedarse en la Provincia, ¿cree que Scioli podría sostener su decisión?

-Scioli es un hombre que escucha. El me va escuchar. Respeta mucho lo que uno tiene para decir. No es un prepotente. Es una persona que toma decisiones, pero creo que me escucharía. También es cierto que tiene un compromiso institucional que no es de la misma magnitud que el que yo tengo. No olvidemos que yo tengo una responsabilidad importantísima, pero él fue votado por el pueblo.

Comentá la nota