La campaña de vacunación en Neuquén va mal

Hay preocupación porque todavía faltan vacunar a cerca de 15.000 chicos. Algunos jardines privados niegan el acceso al personal de Salud. También se contradicen las recomendaciones de algunos pediatras.
Las autoridades de Salud de la provincia están sorprendidas y a la vez alarmadas por los bajos índices de vacunación que se registran en los centros de salud y por la negativa, en algunos casos, de instituciones que impiden el ingreso a los profesionales para que puedan vacunar a los chicos.

La referente del Departamento de Inmunizaciones de la Subsecretaría de Salud, Irene Wietig, reconoció que a esta altura se debería haber alcanzado un 60% de cobertura y apenas se logró un 43%. Esto significa que aun faltan vacunar 15.000 niños.

La funcionaria indicó que algunos de los problemas están vinculados a la negativa de los jardines de infantes privados de permitir el ingreso para que los nenes se vacunen y a pediatras que dicen que algunos chicos no es necesario vacunarlos porque ya recibieron la dosis correspondiente.

"Nosotros estamos repitiendo al cansancio que cuando es una campaña son dosis adicionales independientemente del calendario de vacunación", indicó la mujer durante una entrevista con LU5.

Explicó que en los jardines privados las autoridades piden permiso a los padres, pero que esto no debería ser así ya que se trata de una campaña de vacunación nacional y por lo tanto, es obligatoria.

Wietig indicó que en Argentina ya se registró un caso de polio y que por este motivo es necesario estar en alerta. Con respecto al sarampión, la profesional explicó que el objetivo es erradicar definitivamente la enfermedad.

"Tenemos dos semanas y el tiempo que nos queda es acotado, así que estamos trabajando para ver cómo resolverlo", dijo.

Comentá la nota