Campaña de recolección de chatarra electrónica en Tigre

Con el auspicio del Municipio de Tigre, el 7 y 8 de noviembre los alumnos del Colegio San Ramón recolectarán chatarra electrónica (e-scrap) en el playón de la estación de TBA.
El Municipio de Tigre, a través de su Dirección Gral. De Gestión Ambiental, invita a participar de la Primer Campaña de Recolección de Chatarra Electrónica en Tigre.

En la jornada, que se realizará el próximo 7 y 8 de noviembre en el playón de la Estación de Tigre de 10 a 18 horas, los vecinos podrán acercar sus residuos electrónicos, donde alumnos del Colegio San Ramón los recibirán para su correcto reciclado y disposición final.

La iniciativa, que se desarrolla por primera vez en el partido, surgió de un proyecto presentado por los chicos en el marco del Young Masters Programme (Programa de Jóvenes Maestros sobre Desarrollo Sustentable), una iniciativa de la Universidad de Lund, Suecia, para formar conciencia ambiental en los jóvenes de todo el mundo.

Dos proyectos de alumnos del Colegio San Ramón fueron seleccionados y participarán de la convención a desarrollarse en Beijing, durante octubre de 2009. Uno de ellos, el de recolección de chatarra electrónica.

“Muchos de los componentes de computadoras, teléfonos y otros electrodomésticos son residuos contaminantes que requieren un tratamiento especial. Estos elementos no deben ir a la basura común, ya que tienen componentes que son residuos peligrosos. Además, hay una gran cantidad de plástico y metales que pueden reciclarse, lo cual contribuye a preservar el ambiente. Por eso, apoyamos la iniciativa de estos alumnos que reciben el apoyo de la empresa Silkers, habilitada por la Nación para estas tareas, y juntos haremos esta campaña para concientizar a los vecinos y ayudarlos a disponer correctamente estos residuos” señaló la Directora de Gestión Ambiental de Tigre, Leticia Villalba.

La chatarra electrónica proveniente de computadoras, celulares, impresoras, faxes, y otros electrodomésticos contiene sustancias tales como plomo, zinc, níquel, berilio, arsénico y cadmio que son potencialmente peligrosos para la salud y el medio ambiente. Por ello, una vez desmontados, los equipos electrónicos deben ser gestionados por un Operador debidamente acreditado según la Ley Nacional Nº 24.051 de Residuos Peligrosos.

Comentá la nota