APA, en campaña de prevención del dengue y la fiebre amarilla

Personal de la Administración Provincial del Agua -delegación Sáenz Peña- trabajó arduamente junto al grupo que encabezó la Campaña de Prevención Contra el Dengue y la Fiebre Amarilla, enviado especialmente desde la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación con sus respectivos técnicos y especialistas de cada área.
La campaña fue encabezada por el doctor Sebastián Genero, jefe de Epidemiología del Hospital Perrando; y Emilio Vigil, técnico de la Nación. Este último, fue quien adelantó que ‘más que una visita, ésta es una estadía que tiene como icono principal la prevención del dengue‘.

El minucioso control del mosquito transmisor de la enfermedad está compuesto por colaboradores voluntarios de los distintos organismos estatales, como Vialidad Provincial, que aportó camiones y sus respectivos choferes. Participaron además diez alumnos la carrera de enfermería del Hospital Virgen de los Remedios, la jefa de personal de Zona Sanitaria II, Hilda Santillán; 20 técnicos del Ministerio de Salud de la Nación, 40 empleados municipales, personal de enfermería del Hospital 4 de Junio, Gladis Moreira; representante de Desarrollo Social; Norma Juárez y Roberto Ayala, delegados de la Administración Provincial del Agua de Sáenz Peña.

El equipo de la Administración Provincial del Agua colaboró en el recorrido y en la difusión de dicha campaña, que tiene como principal objetivo evitar que prolifere el mosquito Aedes Aegypti controlando las viviendas, realizando el descacharrado, limpiando terrenos, y alzando en los camiones todos los residuos que sirven como caldo de cultivo para la reproducción.

Entre los consejos de prevención, el doctor Genero remarcó que “es importante la utilización de repelentes o jugo de limón, y renovar la aplicación cada 4 horas. Se deberá utilizar en el hogar de telas metálicas y mosquiteros, como así también vacunarse contra la fiebre amarilla”.

Una de las maneras de prevención se centró en el uso de larvicidas, tratantes del agua en los contenedores que la gente no puede eliminar. El tratamiento consiste en matar larvas, pero esa es una tarea que requiere constancia y, además, concienciación. “Este es un lugar donde es frecuente el uso de cisternas con elevadores y para seguir con ese sistema lo importante es mantener control y desinfección”, explicaron los profesionales.

Charlas y folletería

Desde el Ministerio de Salud de la provincia, la ministra Sandra Mendoza dio instrucciones de que se intensifiquen, casa por casa, las charlas informativas como así también la entrega de folletería. También determinó que se dé continuidad al descacharrado, consistente en la volcada de basura en los camiones de vialidad dispuestos para la actividad de limpieza en los barrios donde hubo casos de sospechas de dengue, de acuerdo con la cantidad de habitantes y la cercanía de pacientes provenientes de Campo Largo, y debido a la cercanía que existe entre la gente que viaja desde Bolivia y/o Paraguay a nuestra provincia.

La presidencia de la Nación envió por intermedio su Ministerio de Salud, técnicos que son especialistas en fumigación para que se logre la desinfección en los domicilios de casos sospechosos. El apoyo y colaboración desde la APA fue la difusión y acompañamiento en el recorrido que llevaron a cabo los distintos grupos formados por técnicos, enfermeros, voluntarios, vecinos, empleados municipales, y también personal de salud a nivel local y provincial que tuvo la tarea de guiar al equipo técnico del Ministerio de Salud de la Nación.

Comentá la nota