Campaña permanente: Cristina bate récords de apariciones en los medios

En enero, dio 15 discursos, una conferencia y habló con movileros. Y cambió su estilo.
A pesar de que supuestamente es el mes más tranquilo del año, Cristina Kirchner acaba de terminar un enero de superexposición mediática. Su estrategia comunicacional es la de la campaña permanente, con apariciones diarias que incluyen frases de impacto, que son a su vez amplificadas por la cadena oficialista de medios estatales y paraestatales.

En los 21 días hábiles del primer mes del año, Cristina dio 15 discursos, una conferencia de prensa y habló en seis oportunidades con movileros de radio y con su periodista oficial, un funcionario que la entrevista con "preguntas" del tipo "muy positivo el acto que acaba de terminar, ¿no?": sus respuestas son después enviadas a los medios por la Casa Rosada como si fueran el resultado de un reportaje profesional. En el total de esas apariciones mediáticas, la mandataria pronunció 44.975 palabras: 2.141 por día, 89,2 por hora, 1,4 por minuto. Si se tiene en cuenta que en la primera semana del mes los Kirchner estuvieron de vacaciones, el promedio sube. Las cifras surgen de un cálculo sobre todas las desgrabaciones de sus discursos, la conferencia de prensa y sus respuestas en las entrevistas. En tipografía tamaño 12, las declaraciones presidenciales de enero ocupan 66 carillas.

La mejor imagen de las semanas mediáticas de la Presidenta la dio un nene que se le acercó en un acto que encabezó el 12 de enero en Lanús: "¿Vos vivís en la tele?", le preguntó. Cristina reaccionó: "No, yo no vivo en la tele, nadie vive en la tele. Otros viven en la tele, algunos sí viven en la televisión, porque tienen mucho tiempo y no hacen nada. Yo me encuentro con la tele cuando estoy como acá, algunos minutitos". Sin saberlo, el pequeño desmontó con su interrogante una estrategia comunicacional que consiste en llenar el mayor tiempo posible del espacio mediático, ya que de otra manera, piensan en el Gobierno, queda relegado a la oposición.

Cristina cerró su mes de superexposición con una modificación de su discurso, que ahora incluye alusiones al sexo y consejos nutricionales: "La ingesta del cerdo mejora la actividad sexual. No es un dato menor", explicó esta semana durante un discurso hilarante que terminó con "Cuando vuelva a Olivos, Kirchner me mata".

Más allá de su repentino libreto humorístico-sexual, Cristina sigue un esquema similar en cada uno de sus discursos. Sea cual fuere su audiencia, la mandataria aprovecha para intentar instalar las buenas noticias que, según su óptica, trae la economía y, por supuesto, también para criticar a sus adversarios de turno, a las que suele rebautizar, como el "inédito" vicepresidente Julio Cobos, el "monopolio" Clarín, la "jueza delivery" María José Sarmiento o el "okupa" Martín Redrado. Cristina asegura que este año el país crecerá e intenta darle cierto tono épico al proyecto K. Basta con ver cuáles son las palabras que más mencionó durante enero. Según el cálculo que hizo Clarín, en sus declaraciones públicas la palabra que Cristina más veces repitió fue "Argentina", seguida de "Todos" y de "Año". El top 5 lo completan "País" y "Trabajo".

Al menos durante enero, la Presidenta también usó la mayoría de sus apariciones en los medios, paradójicamente, para criticarlos.

Comentá la nota