La campaña oficialista: provocadora de molestias y cargada de denuncias

La campaña oficialista: provocadora de molestias y cargada de denuncias

El panorama electoral 2015 en Misiones dejó al descubierto, una vez más, la libertad con la que el oficialismo hace y deshace a su gusto y placer, sin importar las leyes, los ciudadanos y el mismo contexto eleccionario.

Desde distintos sectores se sufrieron y surgieron denuncias y quejas por el accionar que los Renovadores desplegaron desde incluso antes de permitirse comenzar con la campaña de las elecciones 2015.

Desde este medio se realizó el seguimiento de estas acciones y las reacciones que causaron en el pueblo misionero, que abarcaron desde sectores de la oposición hasta jóvenes posadeños que resultaron afectados aún estando exentos del escenario político.

AgenciaHoy denunció la campaña política que realizó el ministro de Desarrollo Social y electo candidato a intendente de Posadas por la Renovación, Joaquín Losada, sorteando electrodomésticos con fondos del Estado, desde el Instituto de Loterías y Casinos (IPLyC Confort S.E.). Ante este panorama,  el abogado, concejal radical y candidato a intendente de posadas por la Unión Cívica Radical (UCR), Martín Arjol recordó en un hecho similar sucedido hace dos años, de la mano del concejal renovador Julio Vivero. “Nosotros creíamos que era oportuno realizar la denuncia para que intervenga y actúe la Justicia”, sostuvo el radical, sin embargo detalló que “ese expediente está paralizado sin resolución”.

“Lo peor no es que vuelvan a ocurrir estas cuestiones, sino la impunidad con la que se manejan, ya no esconden”, alarmó el Concejal a AgenciaHoy, sumando a este hecho que las carpas de Losada estaban colgadas de la luz en las plazas públicas, hecho que sería causa de multa e intervención para cualquier ciudadano común; criticó.

Aun así, ante el oscuro panorama, Arjol opinó: “estamos en un momento bisagra, si realmente queremos un cambio, hay que dar un cambio. Losada no son más que títeres de Rovira; lo que hay que hacer es cambiar realmente”. “El primer paso en un sistema repúblicano, es que la justicia se expida; pero creo que claramente lo que hay que hacer de alguna manera es tener una opinión al respecto, fallar”, porque “hace existir una sensación claramente de impunidad”.

“El Poder lo tiene el vecino, la gente con el voto, es el arma más poderosa para no esperar de la Justicia algo que evidentemente no va a llegar”, lamentó el edil, quien finalmente se había comprometido en pedir aclaraciones e informes correspondientes desde el Concejo, dado que es “relevante saber de dónde vienen los fondos”, dado que opinó que Losada y Arrúa son funcionarios locales –Ministro de Desarrollos Social y Subsecretario de Cultura, respectivamente-, que no podrían jamás realizar las cartelerías de sus campañas con sus sueldos.

El reclamo y las denuncias de los jóvenes

La Estudiantina posadeña es una tradición de la capital misionera, que reúne año tras año a miles de jóvenes capitalinos quienes desfilan reluciendo el trabajo arduo que concretan durante meses. Este año los jóvenes se encontraron con una sorpresa que no les resultó agradable y que los llevó automáticamente a tomar cartas en el asunto.

Los diferentes palcos de la Estudiantina en la avenida Costanera, estaban empapelados por cartelerías del vicegobernador Hugo Passalacqua, en su arrasadora campaña a gobernador, que se llevó adelante no sólo la voluntad de los jóvenes estudiantes sino de los otros candidatos cuando empezó meses antes con la campaña con carteles en zonas claves de Posadas.

“A ninguna nos gusta ver las fotos de nuestros trajes, que representan nuestro esfuerzo; y de fondo: Passalacqua… eso resume todo”, reclamó indignada Ludmila Wietz, directora del cuerpo de baile de la Escuela Provincial de Educación Técnica N°1 (EPET), Industrial, en entrevista con RadioHoy y agregó: “la fiesta es nuestra, de los estudiantes, en ningún momento nos pidieron permiso para realizar su campaña política”.

“Estamos muy disgustados de que los políticos hagan propaganda en nuestra fiesta”, criticó la estudiante y detalló: “hicimos una carta que publicamos en Facebook, compartiendo nuestro disgusto, pero no sabemos si podemos hacer algo respecto a esto; le compete a la Municipalidad, que está a cargo del evento”. Por otro lado, agregó que desde APES no les comunicaron nada. “Cada colegio tiene un representante y un profesor que son encargados de ir a APES y en ningún momento nos comunicaron a nosotros, a nadie. Llegamos a la Costanera y nos encontramos con todos los carteles; después uno da su opinión y sucede lo de ahora: polémica”, comentó Wietz.

Coment� la nota