Campaña: ¿Obras sí u obras no?

Hay diferencias por si hay que incorporar o no la obra pública en el discurso de los principales candidatos.

Cuando faltan 46 días para las elecciones legislativas del 28 de junio, los principales candidatos que se perfilan para esa contienda hablaron de sus ejes de campaña. Y de un análisis de los temas surgió que la cuestión de las obras públicas, uno de los principales caballitos de batalla de la gestión del gobernador José Luis Gioja, vuelve al tapete.

Mientras Daniel Tomas, el primer postulante a diputado nacional del Frente para la Victoria, dice que él es la garantía para continuar con las obras que la provincia necesita, Mauricio Ibarra, del Frente Unión por Todos, sostiene que con las obras no alcanza y que todavía hay muchas carencias en la gente. Frente a esta discusión, Rodolfo Colombo, del Acuerdo Cívico y Social, dice que ambos candidatos tienen un mismo origen, el justicialismo, y que si los sanjuaninos quieren un cambio tienen que apoyar el frente que él encabeza.

En el caso de Tomas habla del compromiso de trabajar en el Congreso Nacional para seguir aportando leyes "que apunten a la continuidad de las obras que necesitan los sanjuaninos". Y agrega que gracias a esa tarea "ya se han podido construir casi 20.000 viviendas, el dique Caracoles, el Centro Cívico y muchas obras más".

En la vereda de enfrente, Ibarra sostiene que estas no sólo deben ser unas elecciones en las que se pregone sobre "piedras y portland", por las obras que muestra el Gobierno Provincial y por añadidura el candidato oficial, Tomas, sino que todavía hay muchas carencias en la gente que hay que superar.

El rawsino sostiene que además de las obras que pregona el oficialismo "hay un San Juan secreto" en el que conviven muchos ciudadanos que aún tienen necesidades de salud, educación, seguridad y vivienda, por ejemplo. Por eso habla de "humanizar la política", es decir que la gente participe, se exprese, manifieste sus necesidades para que la ayuda pueda llegar a ellos.

El tercero en discordia, que es Colombo, analiza que el justicialismo trasladó la interna partidaria que no pudo resolver a la ciudadanía porque Tomas e Ibarra provienen de esa fuerza.

Dice que para el 28 de junio "en realidad hay 2 opciones y no 3, es decir el PJ con sus dos versiones de Tomas e Ibarra" y por eso plantea como una alternativa válida "la propuesta que presentamos nosotros".

Otro tema que aparece en el análisis es que Tomas le cuestiona a Ibarra y a Colombo que ambos, en distintos momentos, fueron candidatos de Gioja, el gobernador y presidente del PJ local. En el caso de Ibarra fue elegido intendente de Rawson en dos oportunidades, en el 2003 y repitió en el 2007, con la boleta del Frente para la Victoria. Hasta que para estas elecciones, con el argumento de que "la casa le quedaba chica" y que no lo iban a dejar competir, armó su partido, Convicción Federal, e integró un frente con el basualdismo y los macristas como principales socios.

En el caso de Colombo, también tiene un pasado que lo liga al Frente para la Victoria. En las elecciones del 2003, desde su fuerza ACTUAR, fue candidato a intendente de la Capital llevando en su boleta a Gioja, que se postulaba por primera vez a la Gobernación de la provincia.

Cuando ya se empezaba a calentar la campaña a principios de este mes, fue el propio gobernador Gioja quien, metido de lleno en la disputa proselitista, definió a la obra pública como unos de los íconos fundamentales de la campaña electoral del Frente para la Victoria. Y durante un acto de firma de contratos por pavimentos aseguró que "la mejor forma de emitir un voto es mirar quién hace y quién no hace".

Fue luego de que en la sede partidaria de la calle 25 de Mayo, llamara a los sanjuaninos a seguir acompañando a su equipo y le pidió al electorado "que para ir a votar evalúe si el Gobierno cumplió con sus promesas en materia de obra pública". Las obras es un tema recurrente en el discurso del gobernador, en actos de campaña y oficiales

Comentá la nota