La campaña de Neuquén también llega a Cipolletti

Entre las cuestiones llamativas de la actual campaña para las elecciones del 23 de agosto en la capital neuquina, está la de candidatos que promueven su lista en Las Perlas, barrio de Cipolletti, con ciudadanos que supuestamente no pueden votar en Neuquén.
La "nueva política" tiene sus singularidades, según parece en la Neuquén de los últimos años. Y estas singularidades incluyen que los candidatos a concejales de la capital neuquina hagan campaña en un barrio de Cipolletti, como es Las Perlas, y hasta prometan cuestiones como mejorar el servicio eléctrico o establecer la titularidad de las tierras para quienes la habitan a vecinos que en todo caso no podrán votar en Neuquén si es que tienen el domicilio donde efectivamente viven.

Estas promesas para eventuales hechos que estarían fuera de la jurisdicción de cualquier concejal o gobernante de Neuquén, se explican desde la "regionalización". Al menos así lo dio a entender Darío Martínez, el primer candidato a concejal por la Lista "Juntos por la Ciudad", representante del oficialismo municipal en la capital neuquina.

"Nosotros vivimos en forma regionalizada, nos cruzamos todos los días, nos vemos todos los días. La mayoría de los más de 3.000 habitantes de las Perlas realiza actividades laborales, comerciales y sociales en la ciudad de Neuquén y asumimos el compromiso de ayudarlos y lo haremos en forma regional, con los concejales de Cipolletti, ejido al que pertenece Balsa Las Perlas y con el apoyo de gobierno nacional", detalló el actual concejal que busca renovar su banca en el Deliberante.

Demostrando un conocimiento acabado del tema, Martínez explicó que "en Las Perlas hay tres temas fundamentales a resolver: Primero el transporte público de pasajeros, ya como concejal fui a Buenos Aires, a la subsecretaría de transporte a explicarles la realidad de las perlas y por qué necesitábamos que el colectivo cruce el puente, no podíamos dejar a los vecinos a las 7 de la mañana o a las 10 de la noche de un lado o del otro, entendieron y flexibilizaron la norma y el colectivo llegó, pero ahora vamos a establecerlo de manera firme en el próximo pliego y contrato de la ciudad para darle la tranquilidad a los vecinos que van a contar con el colectivo ", explicó Martínez.

"El segundo el tema es la provisión eléctrica, que no es buena, se queman artefactos

y ellos quieren tener los medidores y pagar por el buen servicio de electricidad que se merecen", dijo.

Como tercer problema Martínez destacó la situación dominial "es necesario darle a los vecinos la titularidad de su tierra. No podemos venir a prometer crecimiento en el barrio, ni la expansión de la zona si no hacemos un ordenamiento".

"Desde la gestión del intendente Martín Farizano se viene trabajando mucho con la asociación de municipios y la confluencia para resolver estos asuntos que nos asocian. Los concejales de Juntos de la ciudad, después del triunfo el 23 de agosto seguiremos profundizando estos trabajos que conducen a que todos vivamos mejor", señaló, en una reunión con los vecinos del barrio cipoleño.

Comentá la nota