En campaña, José Brillo visita Traful y La Angostura

Estará este sábado por la mañana en Villa Traful y a primera hora de la tarde dará una charla en Villa la Angostura. Una intensa actividad realiza el candidato del MPN que este viernes estuvo en Junin y San Martín de los Andes, mientras que para esta noche se anunció su presencia en Piedra del Águila
El candidato a Diputado Nacional en primer lugar por el Movimiento Popular Neuquino José Brillo, estará este sábado en nuestra localidad como parte de una nueva gira que realiza por el interior de la provincia.

En horas de la mañana tendrá un encuentro en Villa Traful, y sobre las 15 hs se espera su llegada a Villa la Angostura donde tiene previsto recibir a afiliados y vecinos.

La reunión se celebrará en el salón de la Asociación de Mujeres de Negocios y Profesionales, ubicado en Av. Nahuel Huapi 428.

Brillo estuvo este viernes en Junín y San Martín de los Andes, y el mismo sábado a la noche se espera su presencia en Piedra del Águila.

Un esquema tarifario para las provincias productoras

Durante la recorrida que realizó por Rincón de los Sauces, José Brillo reafirmó su voluntad de pelear en el Congreso por un nuevo esquema tarifario para el sector energético, que considere a las provincias productoras y que le garantice a la actividad un horizonte de previsibilidad y seguridad que fomente y favorezca las inversiones y el empleo.

Además, propuso la incorporación, en el presupuesto del año próximo, de las obras de pavimentación de las rutas 6 y 7, con las cuales el norte provincial quedará mejor conectado. Como él mismo señaló, "todos conocemos que mejorar las comunicaciones genera desarrollo y progreso".

"Hoy somos un País empobrecido y centralista"

"Queremos ser un País rico y federal, pero esto no se trata de emprender aventuras separatistas, ni de agitar banderas, que en el pasado dividieron profundamente a los argentinos. Se trata simplemente de reivindicar un sentimiento federal, que a las puertas del Siglo XXI, debe significar un reto a la inteligencia, un desafío a la imaginación y a nuestra capacidad de liberarnos de la decadencia.

Y para esto las provincias tienen un rol fundamental. Deben asumir la responsabilidad de convertirse en protagonistas relevantes de una etapa de modernización y desarrollo que el Estado central no pudo ni debió asumir de modo solitario.

Es fundamental, en este sentido, contar con una herramienta de planificación, a la manera de nuestro COPADE – Consejo de Planificación y Desarrollo -, que nos permita avanzar en la reconversión de las economías regionales. Esta debe ser nuestra máxima apuesta: reconvertir y promover las economías regionales. Y para esto el Estado debe intervenir sin culpa en la promoción de las mismas.

Para que en los próximos años las economías regionales vuelvan a crecer, la clave está en introducir modificaciones en la organización económica del país que aseguren que las decisiones individuales y colectivas promuevan el aprovechamiento eficiente de las ventajas comparativas de las distintas regiones y eviten procesos de excesiva e ineficiente concentración económica y demográfica.

Por eso, el planeamiento no debe continuar constituyendo un proceso frío e impersonal, donde burócratas, sentados desde el país central y metropolitano asumen decisiones que involucran a millones de argentinos del interior.

En Neuquén estamos sufriendo el olvido del Gobierno Nacional, las privaciones, el peligro del despoblamiento, tarifas y precios de combustibles incompatibles con nuestra condición de productores y consumidores en origen.

Por eso es que debemos trabajar fuertemente para lograr un desarrollo sustentable, el crecimiento efectivo y oportunidades para nuestros jóvenes, contando con los recursos y riquezas necesarias para asegurar el progreso material y espiritual de nuestro pueblo.

Debemos, en este sentido, requerir del Estado nacional que enfrente ya, aquí y ahora, el desafío de promover, facilitar y apoyar con todas sus fuerzas la apertura de nuevas fuentes de trabajo y de actividades industriales en todo el territorio de la República.

Vamos a trabajar para lograr una reducción de la pobreza y una elevación de la calidad de vida de la población, mediante el apoyo a iniciativas que expandan las oportunidades de empleo y los niveles de acceso, de cobertura y de calidad de los servicios básicos de educación, salud, saneamiento y ambientales.

La manifestación más visible de la crisis de empleo es el fuerte aumento en el número de personas en situación de pobreza.

La urgencia para integrar a estas personas al circuito de producción y distribución de riqueza, constituye una cuestión ética, elemental, de justicia social, pero también una condición necesaria para recomponer el mercado interno, dirigido a la producción nacional.

La Argentina debe tomar un sendero de crecimiento cualitativamente distinto al anterior, con mayor contenido de trabajo nacional y una distribución más equitativa del ingreso.

La extrema pobreza genera desigualdades socialmente inaceptables y económicamente inconvenientes.

Debemos, imperiosamente, generar los consensos políticos para redefinir la oferta programática social con el objetivo de superar la indigencia, y brindar cobertura a todos los niños en situación de pobreza.

Profundizaremos la integración regional, por medio de medidas de coordinación macroeconómica, mecanismos de resolución de conflictos, planificación de inversiones en infraestructura, armonización de marcos regulatorios, etc.

Dadas sus características económicas y geográficas, Argentina comercia internacionalmente la mitad de lo que se esperaría de un País de sus características.

La raíz de nuestros inadecuados niveles y composición del comercio puede explicarse mayormente por las políticas comerciales aplicadas tanto por Argentina como por sus socios comerciales, que introducen fuertes distorsiones en nuestras decisiones de producción e intercambio.

En consecuencia, uno de los mayores desafíos que enfrentamos es el de incrementar de manera significativa y sostenida nuestra inserción en la economía mundial.

Esto es indispensable a los efectos de reducir nuestra vulnerabilidad externa, lograr mejoras de eficiencias gracias a una mejor asignación de recursos basadas en ventajas comparativas y de aumentar el atractivo de invertir en Argentina a través de una ampliación de nuestros mercados externos.

El análisis detallado de los principales obstáculos que Argentina enfrenta actualmente para un despegue notable y sostenido de sus exportaciones conduce a la formulación de propuestas concretas de reformas de políticas.

Estas incluyen tanto reformas tributarias y regulatorias como cambios en la estructura arancelaria y de reintegros, en los acuerdos comerciales y en la estrategia de promoción de exportaciones. Un aspecto importante a considerar es que estas reformas son altamente complementarias y que su implementación simultánea tendría efectos positivos muy superiores a los que cada una de ellas tendría por separado.

En definitiva, plantaremos la bandera de Neuquén en el Congreso Nacional, para que nuestro pueblo tenga voz y voto", finalizó Brillo.

Comentá la nota